México, ¿atractivo para inversión pese a adversidad?

IED durante el primer semetre, 8.8% por encima del mismo período del año pasado.
 .  (Foto: iStock)
Notimex (México) -

Si bien al principio del año se registró un escenario de volatilidad cambiaria por la desinversión de Ford y el cambio de planes de producción de Toyota en la planta que construye en Guanajuato, provocados por presiones del gobierno estadounidense, el país ha retomado la estabilidad, aseguraron Adriana Berrocal, presidenta del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), y el presidente de ponencia 2017, Alejandro Rodríguez.

México tuvo una Inversión Extranjera Directa (IED) durante el primer semestre del año de 15,645.2 millones de dólares, 8.8% por encima de igual periodo del año pasado, “esto hace que la suma llegue a una cifra récord pese a todo el escenario de incertidumbre”, señaló Alejandro Rodríguez.

La presidenta del IMEF dijo que la evidencia de la superación de México es que la IED sigue creciendo y “el tema de la disminución en algunos sectores, sobre todo el posponer inversiones nuevas, es más de índole anecdótico, porque no se está viendo impactado en las cifras que presenta la autoridad”.

Sostuvo que esa situación lleva a pensar que México se vuelve atractivo ante un escenario adverso, aun cuando se había enfrentado a una posibilidad de desaparición del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que finalmente despertó a México para hacer negocios.

Escenario en el cual la renegociación está sirviendo como un “canto de cuna” para que México siga buscando esa posibilidad de ser más productivo y competitivo.

Adriana Berrocal aseveró entonces que los recientes indicadores coinciden con el gobierno federal en que el nivel de volatilidad en el país y la incertidumbre se ha controlado. “Parece entonces que todos los indicadores apuntan a un escenario de mayor confiabilidad en cuanto a la solidez macroeconómica del país y las expectativas”.

Sin embargo, recomendó no olvidar que México está en un entorno en donde la economía está ligada de inicio a fin a lo que se puede controlar internamente, pero también a muchos factores que no se pueden controlar, sobre todo los externos.