Certificados de origen TLCUEM

Los importadores europeos pueden aplicar beneficios arancelarios si la mercancía es originaria de México
.
 .  (Foto: iStock)

Quienes pretendan importar mercancías originarias de países de la Unión Europea pueden pagar menos aranceles o incluso no pagar nada.

  LEE: ARMONIZACIÓN INTERNACIONAL EN PROPIEDAD INTELECTUAL

Ese beneficio –preferencias arancelarias– también lo pueden aplicar los signatarios de ese bloque por los bienes mexicanos procedentes y originarios de nuestro país, cuando los importen a su nación.

Ello es posible si se cuenta con el certificado de origen correspondiente, emitido al amparo del tratado de libre comercio suscrito con ellos (Decisión 2/2000 con la Unión Europea –conocido también como TLCUEM–). 

En el caso México, quienes enajenen mercancías originarias de nuestro país a algún miembro del TLCUEM, pueden solicitar un certificado de origen para exportar a la Unión Europea a la Secretaría de Economía, esto a través de la ventanilla digital.

En la ventanilla el interesado registra los productos elegibles para preferencias y concesiones arancelarias para certificados de origen, y solicita la validación de certificado de origen; y con el recibo generado por el sistema se recoge ante dicha dependencia el certificado de origen. Documento que se envía al importador europeo para que pueda solicitar la preferencia arancelaria del TLCUEM al momento de introducir las mercancías originarias de México a su nación.