Datos interesantes de la tarifa arancelaria

Los cambios realizados a la TLIGIE impactan a los instrumentos de comercio exterior
.
 .  (Foto: iStock)

La Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación (LIGIE) prevé los impuestos generales que se causan a la exportación (IGE) e importación (IGI) –para los bienes que ingresan a México de países con los que no se tienen celebrados tratados o acuerdos comerciales–.

Este documento consta solo de dos artículos, el:

  • que es la “Tarifa” de esta ley –TLIGIE– y tiene información del código de la fracción arancelaria, descripción, unidad de medida, además de la tasa aplicable para la importación (IGI) y exportación (IGE) de todas las mercancías, y
  • que contiene las Reglas Generales y las Complementarias para una mejor interpretación de la TLIGIE

Dicha tarifa se ajusta regularmente y la última vez fue el 10 de abril de 2019. En esta fecha, a través de dos decretos se modificaron, crearon, modificaron y suprimieron algunas fracciones arancelarias de los sectores textiles-confección y calzado.

Los cambios a la reforma arancelaria no son aislados, se reflejan en los instrumentos de comercio exterior en los que se identifican por fracción arancelaria las mercancías por las que se debe dar cumplimiento de observancias conforme a las disposiciones en la materia.

Ejemplo de ello fueron precisamente los Anexos 2.2.1., 2.2.2. y 2.4.1. –relativos a los bienes cuya importación y exportación está sujeta al requisito de permisos previos y automáticos (para efectos de monitoreo estadístico) por parte de la Secretaría de Economía, y los criterios y requisitos para otorgarlos; y las NOM en el punto de su entrada al país y en el de su salida–; en los que se adaptaron las reformas arancelarias señaladas para esos sectores (Reforma a las Reglas y Criterios en materia de Comercio Exterior de esa dependencia del 18 de abril de 2019).