Ratificación del T-MEC impulsaría al mercado automotriz

Cumplir con reglas de origen, un reto para la industria
(Foto: Cuartoscuro)
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)
México (Notimex) -

En la medida que se logre la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se tendrán mejores condiciones de inversión y generación de empleo, afirmó Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En entrevista con Notimex, consideró que además disminuirán las presiones sobre el tipo de cambio y la inflación, condiciones necesarias para impulsar al mercado automotor.

Sin embargo, agregó que una vez que entre en vigor el nuevo tratado, uno de los más grandes retos para esta industria será poder cumplir con el 75% de contenido regional en los vehículos, como lo establece la nueva regla de origen del tratado comercial.

En ese sentido, Rosales Zárate estimó que los fabricantes instrumentarán los programas de adaptación a las nuevas reglas para cumplir en tiempo y forma.

“En caso de aquellos que no logren el cumplimiento de la nueva regla de origen y que al momento de la entrada en vigor estén fabricando o con la planta en construcción, podrán exportar con el pago del 2.5% de arancel”, expresó.

Apuntó que las implicaciones que podría tener para las armadoras el pago de este arancel, dependerá de las condiciones de cada fabricante; “no tengo información del nivel de afectación, pero estimo que no pondrá en riesgo las operaciones”, dijo.

De acuerdo con la regla de origen que plantea el T-MEC, para que un vehículo se considere como originario debe cumplir con un contenido regional que pasó del 62.5% al 75%, y este incremento será gradual en cuatro etapas durante tres años; además, 40% del costo del vehículo deberá provenir de plantas que paguen salarios de 16 dólares por hora.

Asimismo, el 70% del acero y el aluminio que se utilice debe ser de los socios de la región de América del Norte, en tanto que siete componentes principales del automóvil tienen que ser manufacturados en la zona.

Respecto a este tema, el pasado 21 de mayo el presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, señaló que los tiempos que se establecen en el tratado podrían no ser suficientes para que algunas empresas puedan cumplir con la regla de origen, y por lo tanto, necesitarán el apoyo de la Secretaría de Economía (SE).

“La nueva regla de origen del T-MEC significa un reto muy importante para algunas marcas en nuestro país. Los periodos de transición podrían no ser suficientes para adaptarse a las nuevas disposiciones", apuntó en esa ocasión.