México y Centroamérica firman TLC

Este Tratado sustituirá a los tres acuerdos comerciales vigentes que tiene México con los países centroamericanos
 .  (Foto: IDC online)

El Secretario de Economía, Bruno Ferrari, en representación de México, firmó junto con los Ministros a cargo del Comercio Exterior y de Economía de Centroamérica, el Tratado de Libre Comercio que converge los tratados vigentes entre los Estados Unidos Mexicanos y las Repúblicas de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, también conocido como TLC Único entre México y Centroamérica.
  
Por su cercanía geográfica, particularmente para la región Sur-Sureste de México, Centroamérica como región representa un mercado importante cuyas importaciones ascienden a 48 mil millones de dólares. La participación de México en ellas asciende a alrededor del 8%.

Centroamérica es el cuarto destino de la inversión mexicana en América Latina, con 5,200 millones de dólares en sectores como telecomunicaciones, alimentos, manufacturas, entretenimiento y energía.

Los tres principales productos agroalimentarios que exporta México a los países centroamericanos son preparaciones alimenticias con un contenido de sólidos lácteos, aguacates y otras preparaciones alimenticias. Respecto a los industriales, destacan televisores con pantalla plana, medicamentos y aceite crudo de petróleo.

Ventajas del Tratado

Este TLC cumple con el objetivo de homologar, profundizar y actualizar los compromisos en materia de: comercio de bienes, inversión, servicios, propiedad intelectual, administración del Tratado y mecanismo de solución de controversias.

Como resultado de la negociación se homologó el 98% de las reglas de origen específicas, que son las que definen las condiciones para que los productos exportados puedan beneficiarse de las preferencias arancelarias del Tratado.

En este sentido, México contará con un sólo conjunto de reglas para exportar productos en condiciones preferenciales a los 5 países centroamericanos, en lugar de los 3 tratados existentes actualmente.  
Otros beneficios serán:

  • mayor competitividad en la región
  • simplificación en el comercio mediante la armonización de reglas
  • fortalecimiento de cadenas productivas
  • generación de economías de escala
  • reducción de costos de transacción, en beneficio de las pequeñas y medianas empresas