Fluctuación cambiaria 2012

Conozca el panorama que está vislumbrándose para este año, y las recomendaciones para amortiguar sus efectos, vistos por un especialista
 .  (Foto: IDC online)

En razón de la crisis financiera internacional que se está viviendo, el licenciado Jorge Arturo Gordillo Arias, Subdirector de Análisis Económico de CIBanco, S.A, presenta un análisis del tipo de cambio, así como las perspectivas del peso frente al dólar durante 2012, y la importancia de conocer su tendencia y factores determinantes, temas que no deben pasar desapercibido por los empresarios relacionados con el comercio exterior.

COMPORTAMIENTO

Las determinantes que influyen en el comportamiento del tipo de cambio son muy importantes de identificar, porque pueden ayudar a una empresa a:

  • buscar la oportunidad de aumentar o disminuir deuda en dólares
  • estimar el costo de oportunidad de una inversión
  • consultar estrategias de cobertura ante probables apreciaciones o depreciaciones del peso que afecten el precio de sus productos o servicios

Definición

Actualmente en México, el comportamiento del tipo de cambio es libre, y se determina por la oferta y la demanda de divisas internacionales. Así, los flujos de entrada y salida de éstas a nuestro país definen al tipo de cambio. Estos flujos son identificados por:

  • el comercio de bienes y servicios
  • las transferencias
  • las remesas
  • el turismo
  • la inversión extranjera
  • el endeudamiento externo
  • las compras o ventas de activos en el exterior

En una economía globalizada, los flujos de divisas son influidos en el mediano y largo plazo por ciclos económicos tanto domésticos como del exterior, tendencias en la cuenta corriente de la Balanza de Pagos y la expansión monetaria o meta inflacionaria. Esto significa que el auge o crisis económica de países como los Estados Unidos de América (EUA) afecta la demanda por pesos y dólares, cambiando la tendencia del tipo de cambio.

Mediano plazo

En este caso, la tendencia natural del tipo de cambio es de apreciación, pues México es un país emergente que requiere de manera constante atraer capitales del exterior para su desarrollo. Sin embargo, eso lo vuelve vulnerable a choques externos, provocando continuos episodios de depreciación en su moneda, al no tener restricciones en la entrada y salida de esos capitales.

Corto plazo

Tratándose de este plazo, el tipo de cambio se ve afectado por factores políticos y psicológicos, tanto nacionales como internacionales que dañan la confianza de los inversionistas (de aquéllos que poseen inversiones líquidas, comúnmente llamadas golondrinas), modificando sus expectativas y a la vez generando una mayor volatilidad en el comportamiento del peso, aunque, normalmente, estos efectos son temporales.

Ante la incertidumbre, la especulación domina el mercado cambiario, provocando sobrereacciones en el flujo de capitales por alguna noticia o evento.

-
 -  (Foto: Redacción)

EFECTOS DE LA VARIACIÓN CAMBIARIA

La alta volatilidad cambiaria registrada en los últimos años puede generar efectos negativos para la economía real del país, dado que dificulta la planeación para las empresas, aleja la meta inflacionaria del Banco Central y constantemente modifica los precios de los productos, restando en ocasiones a México competitividad frente a otros países. Estos movimientos/variaciones le dan en muchas ocasiones un valor al peso que no corresponde a su realidad económica.

Asimismo, esta volatilidad es alentada actualmente por la libertad de movimientos de capital, la rapidez de las transacciones, la existencia de una gama muy amplia de activos financieros y la importancia de la inversión institucional, lo que hace más complejo explicar su comportamiento.

MEDIDAS PARA AMINORAR LOS EFECTOS

Ante dicha volatilidad, es recomendable que las empresas relacionadas con el comercio exterior se asesoren financieramente para cubrirse de estas fluctuaciones. El derivado Forward podría ser una buena herramienta de cobertura ante estas fluctuaciones, pues el empresario puede escoger un tipo de cambio en que esté cómodo y asegurarlo para la fecha de su venta o pago, dándole certidumbre a su operación y permitiéndole planear mejor su negocio.

No obstante, el tipo de cambio no es el principal factor determinante del desempeño del comercio exterior en nuestro país, como sí lo son la fortaleza de la demanda externa de productos mexicanos, o del mercado interno en el caso de las importaciones.

PERSPECTIVA PARA EL 2012

A principio del 2011 se consideraba que ese año sería de nueva cuenta de apreciación para el peso mexicano, ya que los fundamentos económicos (cuentas públicas o con el exterior, inflación y tasas de interés), y la liquidez provocada por la política monetaria en los EUA definían estos niveles con mayor sustento. Sin embargo, la crisis de deuda en la zona euro, aunada a una desaceleración económica y crisis política en los EUA, afectó la percepción del inversionista sobre los activos financieros con mayor riesgo, entre ellos los denominados en pesos, lo que ha detenido temporalmente la fortaleza de la moneda, provocando que cerrara el año con una depreciación mayor al 10%.

Los problemas de deuda en Grecia y la preocupación de contagio a países más grandes como Italia y España, así como recortes en las calificaciones de deuda a varios bancos y países de la zona, elevaron el riesgo de una nueva recesión, lo que mantuvo nerviosos a los inversionistas.

En el 2012, persistirán los riesgos de deterioro del sistema financiero europeo, ya que los líderes de la zona euro no han logrado resolver el problema de deuda ni de confianza en los mercados, por las colosales diferencias entre sus países miembros. Por tal motivo, el peso mexicano seguirá sensible a los acuerdos y la evolución de esta crisis.

Los mercados financieros esperan medidas urgentes, creíbles y contundentes de los líderes europeos que garanticen el sustento de la zona. Los inversionistas buscan una participación más agresiva del Banco Central Europeo en el manejo de la crisis o un incremento significativo en el fondo de rescate europeo, que garantice la compra de nueva deuda de países de la periferia, permitiéndoles refinanciarse a tasas de interés razonables.

-
 -  (Foto: Redacción)

De igual manera, los países europeos seguirán buscando un mayor control en sus finanzas públicas que los acerque a una unión fiscal, con la intensión de que los problemas no se repitan. Más adelante serán necesarios programas de reactivación económica, mejora de productividad y competitividad para varios países miembros.

A pesar de ello, se considera que la posibilidad de una ruptura en el euro ha disminuido y Europa sólo sufrirá una ligera recesión económica de manera temporal y no en todos los países. Además, se advierte que la solución a los problemas de deuda de varias naciones de la zona es probable de alcanzar en los próximos meses, lo que provocará que en 2012 los activos financieros llamados riesgosos (incluido el peso) se recuperen paulatinamente, aunque lo más seguro es que no lo hagan a los niveles alcanzados a mediados de 2011.

El desempeño favorable de las variables fundamentales de la economía nacional, una constante entrada de divisas al mercado mexicano, una creciente acumulación de reservas internacionales (más de 140 mil millones de dólares) y la línea de crédito flexible por parte del Fondo Monetario Internacional –FMI– (70 mil millones de dólares), aunado a un mejor desempeño económico en los EUA para la segunda mitad del año, podrían ayudar a que el peso mexicano retome su tendencia de apreciación.

FECHAS IMPORTANTES A SEGUIR

A efecto de planear mejor los negocios de las empresas, se recomienda tener en cuenta los eventos importantes que tendrán lugar en los siguientes períodos del año:

  • en el primer trimestre, se registrará la mayor parte del refinanciamiento del año de países como Italia y España, lo que será crucial para definir con mayor precisión, si:
    • persistirá la presión sobre el peso la mayor parte del año, o
    • se recuperará de forma constante a partir del segundo trimestre (escenario contemplado en la gráfica antes expuesta) 
  • para mediados, se darán eventos externos e internos que podrían presionar al tipo de cambio temporalmente. Los bancos europeos tienen hasta junio para lograr recapitalizarse, y en México se llevarán a cabo los debates más intensos de los candidatos presidenciales que podrían generar incertidumbre en el país
  • a finales, dependiendo de la nueva composición del Congreso de los EUA se lograrán acuerdos para recomponer sus finanzas públicas y empezar a disminuir su histórica deuda externa, ya sea a través de disminución del gasto público o incremento en los impuestos

COMENTARIO FINAL

En un mundo globalizado, lo importante no es preocuparse por las fluctuaciones cambiarias, ¡sino enfrentarlas!:

  • ¿Cómo?: A través de herramientas financieras de cobertura que permitan elegir y asegurar el tipo de cambio para la fecha de venta o pago de las mercancías de comercio exterior
  • ¿Ante quién?: Instituciones financieras del país, que no sólo ofrezcan estos servicios, sino que proporcionen asesoría personalizada, acorde a las necesidades de la empresa