Especialistas analizan allanamiento a importadores

Autoridades en la materia expresaron inconformidad con la medida que establece la Ley Aduanera
Importaciones y exportaciones mejoran con las nuevas tecnologías (Foto: Comunicación Social SAT)
 Importaciones y exportaciones mejoran con las nuevas tecnologías (Foto: Comunicación Social SAT)  (Foto: Redacción)

Por Estefanía Camacho

El director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), Fernando Ruíz Huarte, puntualizó que el padrón de importadores se está convirtiendo en un verdadero problema porque las causales de suspensión van aumentando cada día y aseguró que el importador o exportador, muchas veces desconoce las causales.

“No hay una comunicación que nos permita estar verificando cuáles son estas causales. Cuando suspenden a una empresa del padrón o lo dan de baja, en la mayoría de los casos se entera al momento en el que está intentando realizar su importación y es por aviso del agente aduanal que se entera que está abajo en el padrón y se desconoce la causa”, aseguró el Ruíz Huarte durante el Foro de Análisis del Nuevo Marco Regulatorio Aduanero, realizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

Por su parte, el subprocurador de Análisis Sistémico y Estudios Normativos de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Rafael Gómez Garfias, indicó que el tema del domicilio es una de las principales causas por las cuales bajan a las empresas del padrón de importadores; no obstante, mencionó que el organismo tiene detectados otros 44 motivos.

“Sabemos que para un importador es fundamental que su domicilio se encuentre actualizado, que no tenga ningún problema respecto a la ubicación del mismo y que esté inscrito de manera adecuada en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Una de las causales que establecen las reglas generales de comercio exterior para dar la baja (a una importadora) es precisamente que ese domicilio se encuentre no localizado o inexistente”, subrayó Gómez Garfias.

Asimismo, Baltazar Orozco Ramos de la Administración Central de Operación Aduanera, consideró que exigir el allanamiento para la reinstalación de padrones de importadores no es una opción contraria a derecho.

 “El allanamiento es una medida optativa para el particular y a lo que se refiere es que se allana al procedimiento, es decir, que acepte el error que cometió y que por ende no va a impugnarlo, pero desde el punto de vista del SAT no es contraria al derecho, al contrario es una medida para decir ‘me equivoqué acepto el error, pago lo que tengo que pagar’”, aseveró el especialista.

Sin embargo, Rafael Gómez de la Prodecon calificó que de cierta manera se “impone” al contribuyente esta obligación y que las autoridades exceden sus facultades al realizar el allanamiento sin permitir una defensa del importador.

“¿Por  qué no permitirle continuar en el padrón y que lleve a cabo su proceso legal contencioso? Desde el punto de vista de la Prodecon de cierta manera se está imponiendo al contribuyente la obligación de allanarse para poder llevar a cabo su operación, porque esa medida detiene sus operaciones de importación”, concluyó.

Cabe señalar que el Ombudsman del contribuyente había publicado un análisis sistémico el 13 de mayo del 2015 que para tal efecto; en el que sugiere modificar la regla 1.3.4 de las RGCE 2015, a fin de adicionar un párrafo en el que se señale expresamente que en el caso de que el importador se allane a la irregularidad detectada por la autoridad, no se dará inicio al procedimiento de cancelación de la patente de agente aduanal o autorización de apoderado aduanal.