TLCAN será defendido por empresarios

El acuerdo se rige bajo reglas específicas que deben ser evaluadas por sus integrantes en caso de posibles cambios
 (Foto: Gettyimages)  (Foto: Redacción)

Por Guadalupe Cadena

La relación comercial y de inversiones es tan fuerte entre México y Estados Unidos (EU) que los sectores económicos y las empresas pugnarán para que se refuerce el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), informó el presidente del Órgano de Apelación de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Ricardo Ramírez.

Ante la incertidumbre de las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos, “se abren dos escenarios posibles para México: por un lado, la eventual salida de nuestro socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y, por otro, una renegociación de sus contenidos y cláusulas”.

-
 -  (Foto: Redacción)

“Jurídicamente Estados Unidos sí puede abandonar el Tratado. Lo que procede es que ese país envía una carta a México y a Canadá para que tenga sus efectos en seis meses”; sin embargo, la factibilidad de esta propuesta es poco probable, debido al estrecho intercambio de bienes y servicios entre ambos países, por ello “esto es retórica política. Sí hay bases legales para salirse, pero la pregunta es si los actores económicos aceptarán”.

Respecto a los posibles cambios del tratados deben hacerse “por consenso (…) con el consentimiento de México y de Canadá, el gobierno de Estados Unidos puede promover modificaciones a los temas en particular porque de otra forma no”.

Como se sabe, Donald Trump advirtió que de ganar las elecciones, aumentará los aranceles (actualmente del 0%) con el propósito de obligar a las armadoras a regresar a su país de origen a los autos fabricados en los países integrantes del TLCAN, por lo que contravenir esa estipulación resulta violatorio.

Además, el pacto establece el principio de trato no discriminatorio para las empresas, lo cual implica otorgar los mismos incentivos y ventajas para las compañías originarias del área de América del Norte y de otros países, de modo que la oferta de medidas específicas sobre las inversiones no tienen fundamento.

En cualquier escenario, los tres países están vinculados por la OMC y su comportamiento atiende a sus reglas; no obstante, las propuestas planteadas por Trump “forman parte de una tendencia mundial de retomar el proteccionismo económico como arma para superar las crisis, como sucede con el ‘Brexi’ de Reino Unido”.

En este sentido, Ramírez consideró que la OMC constituye una institución garante para evitar este tipo de medidas, ya que cuenta con “el `mejor antídoto´ contra el proteccionismo y que se compone de sus criterios sobre las relaciones comercialesT, así como su mecanismo de solución de controversias” mediante el Órgano de Solución de Diferencias y el Órgano de Apelación.

“Comparado con otros mecanismos, el de la OMC es muy ágil, ya que el trámite en las tres instancias puede tardar entre año y medio y dos años, cuando en otros casos llegan a extenderse tres y cuatro años”.

Finalmente, en su opinión “la mejor respuesta al proteccionismo es la ley. “El mecanismo de la OMC tiene 20 años y ya ha demostrado con 500 casos que es confiable y ágil”.

Con información de Manufactura