Piratería continúa y aumentan secuestros en altamar

La capacidad y la intención de atacar a buques mercantes se mantienen en Somalia
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

A pesar de que la piratería mundial alcanzó sus niveles más bajos desde 1998, en 2016, más tripulantes fueron secuestrados en altamar que en los 10 años previos, reveló el informe anual de piratería del Buró Marítimo Internacional (BMI) de la International Chamber of Commerce (ICC).

En su informe 2016, el BMI registró 191 incidentes de piratería y robo a mano armada en los mares del mundo. De igual forma 150 buques fueron abordados, 12 disparados, siete secuestrados y 22 ataques fueron frustrados. El número de rehenes, por su parte cayó a 151.

Aunado a esto, los secuestros marítimos se incrementaron tres veces con respecto a 2015. Los piratas secuestraron a 62 personas en 15 incidentes separados en 2016. Un poco más de la mitad fueron secuestrados en las costas de África Occidental, mientras que 28 fueron secuestrados de remolcadores, barcazas, barcos pesqueros y recientemente de buques mercantes, cerca de Malasia e Indonesia.

"La continua caída de la piratería es una buena noticia, pero ciertas rutas marítimas siguen siendo peligrosas y el escalamiento del secuestro de la tripulación es una tendencia preocupante en algunas áreas emergentes", dijo Pottengal Mukundan, Director del BMI, cuyo Centro de Informes de Piratería (PRC, en inglés).

Ante estos resultados, el BMI instó a los gobiernos a investigar e identificar a los secuestradores y castigarlos bajo la ley.

Además, Mukundan mencionó que los buques deben permanecer vigilantes en áreas de alto riesgo.

"Los capitanes de las embarcaciones deben seguir las últimas prácticas de gestión y, en la medida de lo posible, tomar medidas tempranas para evitar ser abordados, y deben informar a la CRP del BMI u obtener ayuda y asesoramiento de los centros regionales de combate a la piratería", explicó en el informe.

Secuestros en Mar de Sulú

El secuestro de tripulantes en buques mercantes que navegan en el Mar de Sulú y su traslado a las Filipinas meridionales representa una escalada notable en los ataques. En el último trimestre, 12 tripulantes fueron secuestrados de dos buques de carga en marcha y un buque de pesca anclado, y en noviembre le dispararon a un buque granelero pero los piratas no pudieron abordarlo. A principios de 2016, miembros de la tripulación fueron secuestrados en tres ataques contra remolcadores y barcazas vulnerables y de movimiento lento.

El BMI aconseja a los fletadores y propietarios que consideren la posibilidad de evitar el mar de Sulú por los buques de enrutamiento al oeste de Kalimantan.

Nigeria: punto clave de secuestro

El Golfo de Guinea continúa como un punto clave para el secuestro en 2016, con 34 tripulaciones tomadas en nueve incidentes separados. Tres barcos fueron secuestrados en la región. Hubo un notable aumento de los ataques denunciados a Nigeria: 36 incidentes en 2016, frente a los 14 en 2015. Entre ellos hubo nueve de los 12 buques disparados en todo el mundo en 2016, cuando algunos estaban a casi 100 millas náuticas de la costa.

Mientras tanto, los incidentes de piratería en Indonesia cayeron de 108 en 2015 a 49 en 2016. Aunque la abrumadora mayoría eran robos de bajo nivel, los buques fueron abordados en todos salvo en tres de los incidentes.

Los riesgos en Somalia

El BMI registró dos incidentes en Somalia. Los piratas intentaron atacar un buque portacontenedores en el Golfo de Adén en mayo y en octubre dispararon contra un buque de productos en la cuenca somalí a unas 300 millas náuticas de la costa. Para el BMI, este último incidente demuestra que la capacidad y la intención de atacar a buques mercantes se mantienen en Somalia.

En el resto del mundo...

Perú registró 11 incidentes, 10 de ellos en el principal puerto del país, Callao, en comparación los cero registros en 2015. El número de incidentes en Vung Tau, Vietnam, pasó de 15 en 2015 a siete en 2016. Bangladesh registró también un descenso muy positivo, 11 en 2015 a tres en 2016.