Piden renegociar capítulo agrícola de TLCAN

Casi 80% del arroz consumido en el país es importado, así como 31% del maíz
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

Si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se renegocia en contra de la economía mexicana, con el restablecimiento de aranceles como barreras al comercio exterior, terminará llevándonos a una condición recesiva por lo que expertos piden darle importancia al comercio agrícola.

Actualmente la discusión del tratado por parte del gobierno de Estados Unidos se centra en el sector de manufacturas y en el automotriz -autopartes-, mientras que el campo, donde habitan 25 millones de mexicanos, está descuidado.

“México descuidó la economía nacional y la formación de capital, el desarrollo de capacidades de producción y de comercio, por apostar al comercio exterior con EU con la expectativa de que sería eterno”, consideró Eduardo Pérez Haro, académico de la Facultad de Economía de la UNAM.

El especialista calculó que llevará una generación resarcir las insuficiencias que en este momento están acumuladas.

En el capítulo agrícola, la negociación previa fue profundamente desfavorable para nuestro país, coincidió Jorge Alfonso Calderón Salazar, también profesor de la UNAM.

“No basta una renegociación positiva del TLC, sino un incremento sustancial del crédito, inversión e infraestructura, y que el gobierno deje de catalogar el gasto social compensatorio de la pobreza como si fuera inversión pública en desarrollo rural”, acotó  Calderón Salazar.

Después del desplome de la producción agrícola mexicana debido a la competencia a la que se vieron sometidos los agricultores con los de Estados Unidos, casi 80 % del arroz consumido en el país es importado, así como 31 % del maíz, 65 % del trigo, casi 40 % de la carne de cerdo, 16 % de la carne de aves y más del 16 % de la leche, según datos del Cuarto Informe de Gobierno (2015-2016).

También hay un desplome del empleo en el sector: de 26 % a la entrada del TLC, a una tasa de ocupación del 19 %. Millones de productores agrícolas perdieron sus empleos.