Producir, exportar y competir

Tome acciones de simplificación aduanera y competividad para disminuir costos de producción y administración si quiere internacionalizarse
 .  (Foto: IDC online)

Colaboración del Ing.César Castro Rodríguez y el licenciado Carlos Palencia Escalante, Presidente y Director General del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (CNIMME), respectivamente.

El descenso de ventas en los EUA está afectando a las Maquiladoras, al disminuir la producción, e incrementar la capacidad ociosa, lo que repercute en costos de producción y administración, situación que deben hacer frente, entre otras, con acciones de simplificación aduanera y competividad sin olvidar algunas de las ventajas comparativas del sector: bajos costos de producción, calidad en materias primas y la facilidad de agilizar la entrega de los bienes.

Desafortunadamente a finales del 2008, disminuyeron los pedidos de las empresas en los EUA hacia la industria en México. Hasta el mes de diciembre, el indicador de pedidos manufactureros publicado por el INEGI, registró disminuciones importantes, ubicando al indicador del mes de noviembre, por tercera ocasión consecutiva, en niveles por debajo de los 50 puntos, concepto que indica cuándo se está en expansión o en recesión. De igual forma, el índice IMEF (Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas) que también muestra las expectativas de expansión o recesión del sector manufacturero, en octubre registró, en su cuarto mes consecutivo, por debajo de los 50 puntos.

Esto muestra la disminución de pedidos del principal cliente de las maquiladoras y, por lo tanto, las expectativas de crecimiento del sector, tomando en cuenta que el destino más importante de los productos elaborados por las IMMEX es el consumidor norteamericano.

Básicamente los productos que disminuyeron esos pedidos, están vinculados a sectores como el automotriz, es decir, partes y componentes para automóviles, aunque también los referenciados al hogar, como pueden ser los electrónicos y electrodomésticos. Otros productos, si bien no del todo de las empresas IMMEX, son los materiales de construcción.

Ahora bien, siendo la industria maquiladora y manufacturera de exportación un socio estratégico del sector manufacturero de los EUA, ante la caída en la demanda por productos manufactureros, el sector se enfrenta a una reducción en sus ventas. La pérdida de pedidos obligará a las IMMEX a reducir su producción para no acumular inventarios. Ahora bien, menor producción implica capacidad ociosa, lo cual lleva a modificaciones en costos de producción y administración: entre los más importantes pueden estar los ajustes a la plantilla laboral, lo que afecta directamente a la economía mexicana al reducir el ingreso familiar y consecuentemente también el consumo doméstico.

 

Es oportuno recordar que la IMMEX aporta el 50% del empleo manufacturero del país, por ello no es de extrañar que las regiones que podrían tener una mayor afectación sean las predominantemente maquiladoras; en ese sentido, la frontera norte en primer lugar puede ser la zona de afectación, aunque también en el centro y sureste del país en donde existe este tipo de industria.

Como organismo empresarial, se está consciente de que en los últimos meses, la recesión internacional y el surgimiento de nuevos polos de competencia en diversas partes del mundo han afectado a nuestras industrias maquiladora y manufacturera, provocando una caída en el número de establecimientos, el valor de la producción y en el empleo.

Por ello, en el CNIMME se seguirá fortaleciendo el trabajo realizado para modificar el Decreto IMMEX, con la finalidad de facilitar y minimizar los requisitos para la autorización y reducir los plazos para el inicio o modificación de operaciones de una nueva empresa o una nueva línea de producción o servicio.

De igual forma, para responder, tanto a la crisis, como a los propósitos de agilización comercial, como Consejo, se ha planteado a la Subsecretaría de Industria y Comercio, acciones de desregulación y competitividad para seguir avanzando en la simplificación aduanera. Un ejemplo es la posibilidad de utilizar transporte propio para el cruce de mercancía, emplear apoderados aduanales y robustecer el sistema Moceimme/Seciit (programa de cómputo llamado Modernización de las Operaciones de Comercio Exterior para la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación) que cumple con el doble propósito de agilizar el despacho en aduanas para trabajar bajo esquemas ?just in time?, pero también otorgando transparencia a la respectiva autoridad, al estar enlazadas con la empresa manufacturera.

Con la modificación a ese marco normativo se podrá contribuir a darle mayor certeza jurídica y operativa a las empresas del sector, para que se centren en lo que deben hacer: producir, exportar y competir en un mundo globalizado

 

No debe olvidarse que en México el sector maquilador que representamos tiene a su favor: bajos costos de producción, buena calidad de materias primas, además de la facilidad de colocar en 24 horas los productos en el principal mercado consumidor mundial. Estos factores en conjunto, hacen posible jugar con combinaciones de valor-producto-volumen, y por ende fortalecer esquemas de entrega justo a tiempo.

También es importante resaltar el grado de conciencia empresarial y laboral que puede lograrse mediante el esfuerzo concertado entre los sectores público y privado, es decir, mediante trabajo en equipo; para alcanzarlo se debe estar convencidos de que trabajadores, empresarios y gobiernos vamos en una misma nave y hacia un solo puerto: el bien de México.

Finalmente, si el sector maquilador sigue recibiendo el impulso necesario por parte de la autoridad (sobre todo lo relacionado con la incertidumbre fiscal y la desregulación), se pueden esperar resultados alentadores a partir del segundo trimestre del 2009, transmitiéndolo al resto de la economía, en lo que se refiere a fuentes de empleo y generación de divisas.