Alarma desequilibrio comercial con China

La situación comercial, los subsidios de exportación y la importación ilegal de bienes chinos preocupan al gobierno mexicano

Las autoridades mexicanas expresaron su preocupación por el desequilibrio comercial con China y a la triangulación de importaciones a través de terceros países durante una reunión celebrada el martes con sus colegas chinos.

El ministro de Economía de México, Eduardo Sojo, pidió que se incrementen las ventas de productos mexicanos, entre ellos su producción agrícola, en mercados chinos a través de la promoción bilateral y la promoción de inversiones.

Sojo se reunió con el ministro de Comercio de China, Bo Xilai, para hablar sobre las diferencias comerciales, informó la Secretaría de Economía en un comunicado de prensa, en el que se destaca que en el 2006, las exportaciones mexicanas a China fueron por 1.700 millones de dólares, mientras que las importaciones de productos chinos a México fueron por 24.400 millones de dólares.

Las autoridades chinas invitaron a las de México a participar en una Feria de Comercio Latinoamericana que se celebrará en Beijing en noviembre, y ofrecieron instalar un pabellón especial para los productos mexicanos, informó la Secretaría.

Las autoridades chinas también manifestaron su interés en promover las inversiones, y mencionaron en particular la industria minera.

La Secretaría mexicana no mencionó los planes que tiene el país de buscar la organización de un panel de solución de controversias en el seno de la Organización Mundial Comercio para que decida en torno a los subsidios de exportación chinos. Sin embargo, ambas partes acordaron darle seguimiento a los temas a través de mecanismos como el Grupo de Alto Nivel México-China.