Canacar pide frenar programa piloto

El presidente de la Canacar señala que el programa piloto transfronterizo pone en desventaja competitiva a las empresas mexicanas

El presidente de la Cámara Nacional de Autotransportes de Carga (Canacar), Tirso Martínez, advirtió que si el gobierno federal no suspende el Proyecto Demostrativo de Apertura al Transporte Trasnfronterizo se reunirán con los Teamsters para juntos detener este programa.

?Por la postura que ellos (los Teamsters, la organización de transportistas más grande de Estados Unidos) adoptan es muy probable que se tengan reuniones en el futuro. Creemos que hasta el momento no ha sido necesario. Los dos perseguimos el mismo fin, suspender el programa bajo las condiciones en que se han dado?, aseveró.

Tirso Martínez destalló que esta decisión dependerá de la respuesta que les dé el presidente de la República, Felipe Calderón.

Declaró que ese sector en México no está listo para el Proyecto Demostrativo Transfronterizo, por lo que incluso ya solicitó una entrevista con el presidente Felipe Calderón para tratar de detenerlo.

En conferencia de prensa, dijo que con este proyecto el autotransporte mexicano resultaría afectado, toda vez que se corre el riesgo de que su similar estadounidense realice acciones de cabotaje una vez que se interne en el país.

Al pedir que se suspenda el programa, Tirso Martínez dijo que su aplicación fomentará la discriminación de autotransportistas nacionales en condiciones inequitativas contra Estados Unidos.

?Hemos argumentado, y está demostrado en las carreteras, que no hay control ni orden por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Hablamos de pesos y dimensiones, inseguridad, uso de carreteras no apropiadas para el uso de ciertos vehículos?.

Tirso Martínez advirtió que si las empresas estadounidenses llegan a México y deciden dar servicio de cabotaje para complementar sus servicios, será muy difícil que la autoridad mexicana lo controle, a diferencia de lo que ocurre en el vecino país.

Agregó que el proyecto se puso en marcha pero hay cinco temas pendientes en México como el Programa de Reemplacamiento; Reglamento de Pesos y Dimensiones; inseguridad en la red carretera; cuellos de botella en la frontera norte y la garantía de que el cabotaje (autotransporte en el mercado doméstico) se reserve a nacionales.

Aunque el presidente de la Canacar reconoció que existe un importante número de empresas de ese organismo que desean participar en el Proyecto Demostrativo, dijo que coinciden con su organización en el sentido de que las condiciones son inequitativas.

Al respecto Tirso Martínez dijo que las empresas con posibilidades de participar en este proyecto son las 5,500 que hoy realizan el servicio de ?transfer? en la frontera.

Destacó que en esta petición para suspender el Proyecto Demostrativo están unidas la Canacar, la Confederación Nacional de Transportistas de la República Mexicana (CONATRAM) y ya entiende la problemática la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP).

Tirso Martínez enfatizó que pese a que en el último año los transportistas invirtieron US2,200 millones y crearon 54,000 empleos, el gobierno mexicano no se preocupó por negociar las condiciones que les permitan competir con equidad con sus similares de Estados Unidos.

El dirigente empresarial demandó a la SCT definir metas completas y tiempos específicos para resolver la problemática que permita a los autotranspotistas mexicanos competir en el marco del Proyecto Demostrativo.

En tanto, la estrategia del sector será buscar el apoyo del presidente Felipe Calderón, los gobernadores y el Poder Legislativo, finalizó el dirigente sectorial.

Fuente: El Economista