¿Fructosa o azúcar?

¿Fructosa o azúcar?

Como una medida para proteger la industria nacional azucarera, en 2002 el Congreso mexicano aprobó la tasa del 20% del impuesto especial sobre producción y servicios sobre el uso de fructosa en la producción de bebidas elaboradas, proveniente principalmente de los Estados Unidos de América. En consecuencia se incrementarondesmesuradamente los precios, afectando a la industria doméstica e importaciones del edulcorante, y por ende la sustitución de éste por azúcar para no incrementar aún más los costos, toda vez que la diferencia en el precio de la fructosa y el azúcar oscila entre el 12% a 14%.

Esa medida parecía ser la solución para el sector azucarero mexicano, pues no se tuvo otra opción más que adquirir el insumo en territorio nacional para evitar el pago del impuesto, pero el mismo fenómeno del alza de precios internos no se hizo esperar, y con ello se abrió nuevamente la posibilidad de pensar en retomar el uso de la fructosa.

Ahora bien, dicho gravamen ha sido motivo de controversia desde su implementación, tan es así que el gobierno estadounidense lo impugnó, con base en el Capítulo 19 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en materia de solución de controversias, el cual fue declarado inválido durante seis meses vía un decreto presidencial y finalmente anulado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por otra parte, la segunda empresa embotelladora de productos de coca cola más grande del mundo (Coca Cola FEMSA), obtuvo el pasado 1o de marzo un amparo judicial para importar 168 mil toneladas de alta fructosa durante 2005, para cubrir sus necesidades totales del edulcorante, en lugar de azúcar.

No obstante ello, la subsecretaria de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE) no vio del todo mal dicho amparo, pues con él considera que se podría frenar la implementación de cupos de importación de azúcar, al señalar que si esas importaciones resultan suficientes para bajar los precios del azúcar no se requeriría importar, y no se haría, por lo que ha externado su intención de reunirse con esa empresa para conocer como van a operar dicho amparo.

Asimismo, la funcionaria reconoce que con el alza de precios que ha tenido el azúcar, se ha afectado también a las industrias dulceras (caramelos, chocolates, polvos para jugos), y su recuperación vendrá de reducir los precios del azúcar y frenar la emisión del cupo, con:

  • la producción abundante (ingenios de noviembre a junio) con que se cuenta,
  • el acuerdo de precios de la caña que acaba de determinar para la zafra 2004/2005, y
  • la reducción de aranceles para importar azúcar de países distintos a los que tenemos tratados de libre comercio, entre ellos los EUA.

Esta reducción anunciada, se concretizó un día después de haberse otorgado el amparo judicial a dicha empresa refresquera, a través del Decreto por el cual se modifican diversos aranceles de la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación, emitido el pasado 2 de marzo por la SE, el cual conlleva la reducción arancelaria del azúcar estándar ?fracciones arancelarias 1701.11.01, 1701.11.02 y 1701.11.03? del 360 a 338 dólares por tonelada.Finalmente, cabe acotar que tanto el amparo otorgado para importar la fructosa, así como la reducción de aranceles, no son más que alertas para el sector azucarero quien deberá ser más competitivo ante productos similares cuya ventaja comparativa es el costo.