Destaca Coface poder económico de China

China se ha convertido en un gran exportador de capital, con un papel esencial en materia de economía internacional
 .  (Foto: IDC online)

El poder económico de China se acrecenta cada vez más en la escena internacional, destacó la aseguradora de crédito y calificadora internacional, Coface.

En el marco de la gira de trabajo que realizará en el país asiático el titular de la Secretaría de Economía (SE), Eduardo Sojo, acompañado de funcionarios y empresarios, Coface señaló que China mantiene la calificación A3, la cual implica ?riesgo bajo?.

En un informe dado a conocer por la aseguradora de crédito, señala que la situación económica de China continúa con una gran fortaleza.

?China se ha convertido en un gran exportador de capital, con un papel esencial en materia de economía internacional con base en el valor máximo registrado por sus reservas de divisas?, expuso.

Lo anterior, añadió Coface, se debe a que las empresas asentadas en China invierten en otros países para garantizar su suministro de materias primas.

Aunado a que la situación presupuestaria está completamente consolidada, por el aumento de los ingresos fiscales y que las cuentas externas se benefician de la competitividad y de la diversificación industrial.

Además, las inversiones extranjeras permiten un incremento progresivo del sector, el desarrollo de las infraestructuras mantiene el crecimiento a largo plazo y la tasa de ahorro de las empresas es muy alta y financia la mayoría de la inversión.

Sin embargo, Coface destacó que entre los puntos débiles de la economía China figura el aumento de las desigualdades que impulsa las tensiones sociales.

?La rapidez del crecimiento industrial se traduce en expropiaciones de terrenos que desatan conflictos cada vez más frecuentes en el ámbito rural?, mencionó.

En tanto que varios sectores productivos en la industria y en el comercio están amenazados por el exceso de capacidad productiva y los problemas medio ambientales suponen un freno para un crecimiento duradero.

Fuente: El financiero