Bloquea el SAT a importadores

Pérdidas de hasta 100 dólares diarios por contenedor detenido en las aduanas al no poder introducir la mercancía al país

Por irregularidades fiscales, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio de baja de su Padrón de Importadores a casi 24 mil empresas, pero ahora enfrenta un nuevo problema: no tiene capacidad para dar de alta nuevamente a los cumplidos.

Sólo la semana pasada, cientos de importadores llegaron diariamente a reclamar la imposibilidad de introducir sus productos al País, pero el trámite les llevará, en el mejor de los casos, unos 15 días,y en el peor, hasta cuatro meses, con el consecuente impacto en el periodo decembrino.

Ejemplo de ello, es una empresa italiana importadora de planchas, quien lleva 8 días intentando que el SAT le corrija su situación sin éxito; mientras, tiene cinco contenedores que esperan ingresar al País en la aduana de Lázaro Cárdenas, y cuya estadía en los recintos fiscales le cuesta 10 mil pesos diarios.

El empresario tiene compromisos con empresas como Sanborns, Wal-Mart, Soriana y Sams, entre otras, que le cobran 400 mil pesos en promedio por el retraso en la entrega de sus productos.

En la misma situación se encuentra la dueña de una importadora de corbatas, de origen alemán, a quien el SAT le aseguró que sus productos podrán ingresar al País en un lapso de entre 15 días y 4 meses, con lo que se perdería el periodo de ventas decembrinas.

Ella tiene ocho contenedores en las aduanas de Manzanillo, Laredo, Veracruz y en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y lleva mes y medio tratando de regularizar su estado en el padrón.

A todo lo anterior, Pedro Canabal, vocero del SAT, señaló que el tiempo que tarda el sistema en dar de alta de nuevo a los importadores está establecido en la Ley Aduanera, y que si se requieren hasta 4 meses, es porque la autoridad realiza una revisión integral de los documentos de los solicitantes.

Acusan inconsistencias


Ramón Hernández López, representante legal de la Importadora Aranmex, de Toluca, explicó que el motivo por el cual el SAT lo dio de baja del Padrón de Importadores es que su domicilio fiscal no fue encontrado por la autoridad.

Sin embargo, el importador cuenta con documentos en los que el mismo SAT, un mes antes, le había otorgado el permiso para ser parte del Padrón, notificación que fue enviada al domicilio de Hernández López.

Un agente aduanal, señaló que uno de los motivos por los cuales el SAT llevó a cabo esta depuración es mantener la mercancía de los importadores en las aduanas, con el fin de cobrarles la estadía.

En promedio, la autoridad fiscal cobra 100 dólares por contenedor, por cada día que permanece en el lugar, y después de 30 días, causa abandono y la autoridad fiscal puede vender la mercancía.

Fuente: Reforma