Marzo ve bajo crecimiento del crédito al consumo

El crédito para la compra de bienes duraderos aumentó 15.2 % real anual
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

El saldo del crédito al consumo presentó un aumento de 5.8 % en marzo, pero presentó menor dinamismo  al presentar una tasa real anual de 9.3 % ocasionado por los mayores niveles de inflación, tasas de interés y sus expectativas.

De acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) los créditos personales y de nómina, por ejemplo, fueron menos dinámicos, al crecer 8.2 % y 4.2 %, mientras que en el mismo mes del año anterior subieron 22.4 % y 19.2 % en tasas reales anuales respectivamente.

Asimismo las perspectivas se ven amenazadas por las posibilidades de que, tanto el objetivo en la tasa de interés como las perspectivas de inflación, se mantengan en niveles altos o continúen creciendo en el presente año.

Respecto a la inflación, el gobernador del Banxico, Agustín Carstens,  dijo que en los próximos meses registrará un incremento transitorio y se prevé que en 2017 se ubique considerablemente por arriba de la cota superior del intervalo de variación del Banxico, que es de 3 %, más/menos un punto porcentual.

“Estamos observando una joroba, por decirlo así, en el comportamiento de la inflación, y ya en el 2018 estaremos dentro del intervalo, en una dirección convergente hacia el 3.0  %”, añadió Carstens.

Al mes de marzo, el consumo se ha visto beneficiado por el otorgamiento del crédito en sus diferentes destinos. Continuaron al alza el crédito al consumo, a la vivienda y a las empresas, aunque también con un ritmo aminorado.

Precisó que en marzo de 2017 el Índice de Morosidad de la Cartera fue de 2.4 %. Según sus componentes, el de morosidad de tarjetas de crédito fue de 5.2 % del total de la cartera, mientras que los de créditos de nómina, personales y de bienes duraderos se ubicaron en 2.9, 5.2 y 1.5 %, respectivamente.

El financiamiento de las empresas reflejó que, tanto los proveedores como la banca comercial, siguen siendo la principal fuente, aunque presentó una baja en ambos componentes, el financiamiento de proveedores a empresas y el de la banca comercial.

De manera particular, destaca el comportamiento del crédito para la compra de bienes duraderos con un aumento de 15.2 % real anual.

El crédito al consumo en marzo:

  • en tarjetas de crédito subió 2.9 % real anual con un saldo de 334.8 mmdp
  • el automotriz creció 14.8 % con un saldo de 107.3 mmdp
  • a la vivienda aumentó 5.4 % real anual, ligeramente por abajo del 5.7 % del mes anterior
  • el crédito otorgado a empresas privadas creció 11.5 % real anual, destacando el avance a la industria manufacturera y a los servicios