Habrá desaceleración económica este 2017

La inflación está aumentando debido a un peso todavía débil, lo que refleja la incierta ruta de las políticas de Estados Unidos
 .  (Foto: iStock)
Washington (Notimex) -

Se proyecta que el crecimiento en México se desacelere a 1.8% del 2.3% en 2016, principalmente debido a una esperada contracción de la inversión, lo que refleja incertidumbre sobre la política económica de Estados Unidos, según el Reporte de Perspectivas Económicas del Banco Mundial (BM).

El organismo proyectó hoy un crecimiento económico de 1.8% para México en 2017, en línea con sus proyecciones de enero pasado, y de 2.2% en 2018.

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las regulaciones migratorias restrictivas y la incertidumbre de las políticas de Estados Unidos son los principales factores que podrían impactar negativamente en el crecimiento de México.

La administración de Donald Trump notificó al Congreso en mayo su intención de modernizar el TLCAN, lo que abre un periodo de espera que concluye el 16 de agosto, fecha a partir de la cual podrían iniciar las negociaciones formales.

De la misma forma, su informe señaló que una política migratoria más restrictiva por parte de la administración Trump podría reducir los flujos de remesas a la región, con un efecto en la caída del consumo privado y la inversión.

El Banco Mundial hizo notar que aunque la política presupuestal de Estados Unidos podría tener efectos positivos para las exportaciones de la región, advirtió que una política comercial más proteccionista sería “lesiva” para México y muchos países de América Central y el Caribe.

“Para México, la renegociación del TLCAN podría tener repercusiones no sólo para las exportaciones, sino también para las inversiones que fueron apuntaladas por el TLCAN”, indicó.

En cuanto a las políticas migratorias, aunque la administración Trump reportó un incremento de 37% en la detención de inmigrantes indocumentados en sus primeros tres meses, comparado con el mismo periodo de 2016, las deportaciones han registrado una caída en relación con la administración de Barack Obama.

“Para el caso de México, los impactos negativos de los cambios potenciales en la política de Estados Unidos pesarán sobre la inversión y las perspectivas del crecimiento”, apuntó el Banco Mundial.

La semana pasada, el Banco de México revisó al alza su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana en 2017 a un rango de 1.5% y 2.5%, comparado con una estimación original de 1.3% y 2.3%.

En materia inflacionaria, el BM observó que la desinflación está en marcha en la mayoría de las más grandes economías de América Latina, apuntalada por una apreciación de la tasa de divisas y por las acciones de política monetaria del año pasado.

“México es una excepción, toda vez que la inflación está aumentando debido a un peso todavía débil, lo que refleja la incierta ruta de las políticas de Estados Unidos, y los crecientes precios de los combustibles”, señaló el Banco Mundial.