¿México alcanzará el 2% de crecimiento este año?

Aún existen ciertos riesgos que podrían acotar el dinamismo económico del país
 .  (Foto: iStock)

Grupo Financiero Banorte decidió ajustar su pronóstico de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) de México en este año, de 1.6% a 1.9% anual, tras la mayor fortaleza que ha registrado la economía durante el primer semestre.

La institución financiera señaló que esta mayor fortaleza se explica por factores como menor incertidumbre en torno al impacto sobre la economía mexicana de las políticas que ha querido instrumentar la administración de Donald Trump.

Además la recuperación que registró el sector manufacturero y el mayor dinamismo del gasto de los hogares mexicanos, lo cual se reflejó principalmente en el crecimiento de los servicios.

“Por lo anterior revisamos nuestro estimado de crecimiento anual para el PIB de 2017 de 1.6% a 1.9%”, expuso Banorte en su análisis semanal.

No obstante, consideró que persisten ciertos riesgos que podrían acotar el dinamismo económico de México en los próximos meses, como riesgos geopolíticos e incertidumbre en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Asimismo, menor dinamismo del consumo privado derivado de la trayectoria ascendente de la inflación y menor inversión, así como la posibilidad de que se reduzca más la producción petrolera.

Sin embargo, Banorte mantiene una visión más positiva respecto a los prospectos de crecimiento de la economía mexicana. Al respecto, precisó que si bien el sector energético representó el mayor freno para la economía mexicana en los últimos tres años, hacia adelante dicho sector presentará una mayor dinámica de crecimiento.

En particular, el hallazgo por parte de empresas privadas de alrededor de mil millones de barriles en las costas de Tabasco, en el pozo denominado Zama 1, considerado como uno de los 15 descubrimientos más grandes de los últimos 20 años.

Asimismo, destacó la buena demanda que se observó en las licitaciones de las rondas 2.2 y 2.3, en días pasados, con porcentajes de asignación de 70 y 100%, respectivamente,

Por otra parte, Banorte afirmó que con el anuncio hecho la semana pasada por Standard & Poor’s (S&P) de un cambio en la perspectiva de deuda soberana de México de negativa a estable, desaparece el temor a una degradación crediticia por parte de esta calificadora. 

“En nuestra opinión, el cambio de perspectiva de deuda soberana no estaba del todo incorporado por los mercados, por lo que esperamos una reacción positiva”, resaltó la institución financiera.