Airbnb celebra convenios con gobiernos de la región Caribe

Recientemente la compañía ha colaborado con varios países en materia regulatoria e impositiva
 .  (Foto: iStock)

En meses recientes Airbnb y los gobiernos del Caribe celebraron más de 10 convenios colaborativos y recaudatorios. En materia de impuestos, se han llegado a acuerdos con autoridades de las Islas Vírgenes de Estados Unidos de América, Puerto Rico y en nuestro país con el Estado de Quintana Roo.

Cada vez son más los países con economías que dependen del turismo que están eligiendo promover la innovación y abrir sus puertas a la colaboración con empresas como Airbnb. Estos pactos buscan diversificar el turismo en la región del Caribe.

  LEE: AIRBNB Y QUINTANA ROO ACUERDAN COBRO DE IMPUESTOS

Según cifras dadas a conocer por la compañía, en el Caribe y en la península de Yucatán, los anfitriones han ganado más de 266 millones de dólares americanos en lo que va de 2017; más del doble que en el periodo inmediato anterior. Estos destinos han recibido alrededor de dos millones de huéspedes en lo que va de este año; 170 % más que los últimos ocho meses de 2016.

La empresa ya ha celebrado convenios con otros países latinoamericanos como Chile, con el cual se colabora en la investigación de tendencias de viaje que realiza la Comisión Nacional de Productividad de esa nación. Adicionalmente, abrió dos oficinas más en el subcontinente, una en Buenos Aires, Argentina y otra más en la Ciudad de México.

En la región del Caribe, la compañía está apoyando a Jamaica para que sea anfitrión de la reunión anual de la Organización Mundial del Turismo en noviembre próximo. En los últimos nueve meses mediante comunicados se han dado a conocer acuerdos con los gobiernos de Anguilla, Antigua y Barbuda, Aruba, Bahamas, Bermuda, Curazao, Granada, Jamaica, Puerto Rico y también con la Organización del Turismo del Caribe.

Se afirma que estos convenios apoyan el desarrollo del turismo sustentable, y expanden las oportunidades económicas para miles de anfitriones de Airbnb en la región. De hecho se han emparejado a que los gobiernos comiencen a regular la economía colaborativa con figuras como el arrendamiento, el hospedaje, el tiempo compartido o con contratos atípicos como el de renta de casa o departamento por temporada, además de fijar la base impositiva.