Seguros a hipotecas ¿cómo funcionan?

Puede haber casos de personas que cuentan con un seguro de daños, sin que su vivienda esté grabada por una hipoteca
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

La Condusef publicó las características principales de los seguros asociados a los créditos hipotecarios, a fin de que los usuarios sepan cómo proceder luego de los sismos ocurridos en septiembre.

LEE: ¿SABES COBRAR TU SEGURO?

Para conocer las condiciones y montos del servicio, lo principal es solicitar la póliza o certificado del seguro contratado con motivo del crédito hiportecario, el cual contiene los siguientes elementos.

  • Suma asegurada, la cantidad máxima posible por la que responderá la aseguradora por pérdida o daños al inmueble, con base en él se determina el monto de la indemnización, de acuerdo al dictamen del ajustador, como un porcentaje de ella
  • Deducible, porcentaje de la suma asegurada; el usuario debe soportar por su propia cuenta un porcentaje de toda pérdida o daño indemnizable
  • Coaseguro, se aplica después de haber descontado el deducible.
  • Coberturas adicionales, en los que se consideran gastos como la remoción de escombros, igualmente como un porcentaje de la suma asegurada y cuyo monto depende de cada póliza
  • Contenidos del inmueble, es decir, todos los bienes muebles, enseres, equipo electrodoméstico y electrónico, ropa y efectos personas propios a la casa habitación, cuya indemnización por lo regular corresponde también a un porcentaje de la suma asegurada o el valor de la construcción
  • Gastos extraordinarios, coberturas de gastos que pudieses necesitar por no poder habitar tu vivienda, como es el pago de renta y el traslado de bienes y enseres que se hayan rescatado, los cuales generalmente, también se encuentran sujetos a un porcentaje de la suma asegurada

Adicionalmente, la Condusef recomendó a los acreditados afectados por los recientes sismos acercarse a su institución financiera para realizar los trámites de la indemnización a que tengan derecho.
Aclaró que puede haber casos de personas que cuentan con un seguro de daños, sin que su vivienda esté grabada por una hipoteca, en cuyo caso también resulta conveniente se acerquen a la brevedad a su compañía de seguros, para iniciar el trámite de indemnización.