Negativo el desempeño de ajustadores de seguros

Alrededor del 72% de las reclamaciones de los asegurados que sufrieron un accidente con su vehículo, pudieron derivarse de una deficiente actuación del ajustador
 .  (Foto: iStock)

Una de las mayores problemáticas para los asegurados se da al momento de presentarse algún siniestro con su auto, debido a la mala atención o al deficiente servicio por parte del ajustador, pues el mal accionar de estos agentes puede traducirse en una afectación de diversos tipos para el cliente ya sea legal, económico o administrativo.  

Al respecto la Condusef presentó las principales quejas sobre el desempeño de los ajustadores, mismas que te mostramos a continuación.

  • De las 378 evaluaciones revisadas, en el 51% de los casos, el ajustador no exhibió su cédula que lo autoriza a ejercer dicha actividad, procedimiento que es básico. De hecho, esta situación explica por qué los usuarios no pudieron identificar al ajustador que los atendió
  • Prácticamente en el 42% de los casos, el ajustador tardó más de 30 minutos en llegar al lugar del siniestro
  • En el 35% de los siniestros reportados, el ajustador no fue amable, no atendió las preguntas hechas por los asegurados y exhibió un comportamiento pasivo
  • De acuerdo al sentir de los asegurados, en el 43% de los casos, el ajustador no fue imparcial en sus acciones al evaluar el siniestro ocurrido, es decir, de entrada el cliente quedó insatisfecho con el servicio prestado. 
  • En cuanto a si el ajustador brindó el servicio de asistencia legal o acompañó al asegurado ante el Ministerio Público, solamente en uno de cada 3 casos lo hizo, de un total de 242 siniestros que ameritaron alguna aclaración ante las autoridades.
  • Respecto a la elección del taller para reparar el vehículo, de los casos procedentes, únicamente en el 56% de los eventos reportados se permitió al asegurado elegirlo, en el resto (44%) no fue así

El reporte se realizó a partir del  “Micrositio de ajustadores de siniestros de automóviles”, en el cual los ajustadores vertían sus opiniones.