Bitcoins, ¿una herramienta para la criminalidad?

En 2009 se creó la tecnología “blockchain” o cadena de bloques, las cuales reflejan las transacciones
.
 .  (Foto: Getty)
Roma, (Notimex) -

Las criptomonedas están caracterizadas por su volatilidad y fuertes oscilaciones; sin embargo, el bitcoin es un instrumento adecuado para el lavado de dinero y otras actividades criminales, ya que estos son completamente rastreables, aseguraron expertos italianos.

BITCOIN: SU NATURALEZA JURÍDICA

El asesor de gestión y consultor de estrategia en Pagos Innovadores, Roberto Garavaglia, explicó que las “criptomonedas como el bitcoin garantizan solamente un pseudoanonimato”, pues en 2009 se creó la tecnología “blockchain” o cadena de bloques, las cuales reflejan las transacciones, permiten el seguimiento digital y evita la participación de bancos centrales y gobiernos; no obstante, se puede codificar el torrente de datos y convertirse en un peligro mayor. 

Por otro lado, el responsable de investigación del Observatorio Mobile Payment, Valeria Portale, señaló que dicha moneda “ha sido asociado erróneamente a la criminalidad”, pues la economía ilegal se basa sobre todo con pagos en efectivo, ya que estos “son menos rastreables”.

Cabe señalar, que ambos expertos descartaron la desaparición en el corto plazo de dicha moneda, pese al declive del interés de los particulares y el aumento de las regulaciones. Además, la firma Bloomberg reveló que al cierre de marzo pasado la moneda se cotizaban en aproximadamente 8,000 dólares respecto a los 19,511 dólares cifrados en diciembre pasado.

En ese sentido, Portale opinó que pese a la caída del bitcoin, “es un fenómeno que en el mediano plazo no desaparecerá y continuará creciendo, aunque es poco probable que vaya a suplantar al sistema tradicional”; sin embargo, a mediano plazo el sistema tradicional podría cambiar o se integrarían sistemas alternativos.

Resaltó que “la entera capitalización del mercado de las criptomonedas vale más de 300,000 millones de dólares (mdd), pero es un valor muy oscilante y variable y un fenómeno todavía pequeño respecto a la base monetaria de otras divisas. Por un lado las criptomonedas tiene puntos de fuerza, son monedas programables pero también tienen defectos”, tal como la tasa de variabilidad y la falta de reglamentación.

Respecto a las fortalezas, señaló que se encuentra la rápida resolución de las operaciones, especialmente internacionales, la privacidad y la ausencia del uso de datos personales al realizar operaciones. Los cuales “dependen esencialmente de los beneficios de una amplia aceptación de las criptomonedas, obviamente de las más famosas”.

Sobre las debilidades, apuntó que estos tienen una elevada volatilidad, los riesgos de pérdida permanente por un mal funcionamiento, ataques informáticos, extravío de las llaves de acceso a los “wallets” o monederos electrónicos.

Además, “el riesgo no es solamente una característica de las criptomonedas, sino que está intrínsecamente vinculada con toda inversión, por lo que el problema no solo depende del activo negociado, sino del comportamiento del inversor”, finalizó.