4 estrategias para mejorar la competitividad

KPMG afirmó que el mejoramiento de procesos y el desarrollo del talento, tienen un papel esencial para que las empresas crezcan y sean más competitivas a largo plazo
 .  (Foto: iStock)

En una época de importantes cambios y grandes retos frente a las transformaciones en la economía y los negocios, los empresarios necesitan estrategias sólidas para mejorar su competitividad y generar valor con resultados confiables, afirmó KPMG.

LEE: ¿CÓMO LE FUE A MÉXICO EN COMPETITIVIDAD?

Derivado de la encuesta Perspectivas de la Alta Dirección en México 2018, elaborada por la firma, el socio líder nacional de asesoría, Roberto cabrera, destacó las siguientes acciones como fundamentales para mantener la competitividad y crecimiento de las empresas:

  1. Centrarse en el cliente, debido a que el consumidor tomó mayor poder y ahora sus expectativas son distintas: no compra productos o servicios, sino experiencias. Por lo tanto, las empresas deben invertir más en conocerlos y entenderlos para obtener su satisfacción
  2. impulsar la innovación y la transformación digital, es decir, pensar de forma disruptiva implica utilizar herramientas relacionadas con la experiencia del usuario (UX, por sus siglas en inglés), design thinking, business design, entre otras, orientadas a distintas áreas del negocio
  3. invertir en la eficiencia de los procesos organizacionales para reducir costos, para lo cual el diagnóstico de gastos y costos permite implementar estrategias específicas que tienen como consecuencia crear valor sostenible a largo plazo para la empresa y competir de manera global, y
  4. priorizar el desarrollo de talento humano, para fortalecer la calidad de la empresa desde el interior, además de ser una estrategia que tiene el potencial de elevar la competitividad, el personal es valorado como un factor muy importante para el crecimiento, dado que su fortaleza contribuye a la eficiencia de procesos y a sobrevivir frente a las grandes transformaciones

La competitividad de las organizaciones depende de distintos factores, y las estrategias óptimas que decidan sus líderes son la clave para el crecimiento esperado en un panorama de incertidumbre con numerosos desafíos, donde la atención al cliente, la innovación, el aprovechamiento de las tecnologías disruptivas, así como el mejoramiento de procesos y el desarrollo del talento, tienen un papel esencial para que las empresas crezcan y sean más competitivas a largo plazo, concluyó el analista.