Smartphones de bajo costo ¿roban tus datos?

La causa del bajo precio de un dispositivo podría ser que su fabricante instala malwares para vender la información de los usuarios
 .  (Foto: iStock)

Los smartpohnes de bajo costo podrían tener malwares maliciosos que pueden recopilar datos personales para venderlos a terceros en las instalaciones precargadas del dispositivo Android, lo que impide al usuario su desinstalación, advirtió un informe de Kaspersky Lab.

Asimismo la división de seguridad de la firma detectó un troyano preinstalado que permite a los delincuentes introducir publicidad en el sistema operativo en dispositivos de desarrolladores relativamente grandes como ZTE, Archos, Prestigio y myPhone.

LEE: ¿CÓMO AFECTA LA DIGITALIZACIÓN EDUCATIVA A TUS DATOS?

En otra investigación se descubrió que los smartphones OnePlus y BLU tenían software espía preinstalado que recopilaba información personal sensible, la cual se enviaba a los servidores de los fabricantes.

En un comunicado, la firma destacó que la mayoría de los fabricantes que hemos mencionado aparecen como socios verificados en la web oficial de Android; ello significa que la preinstalación de malware es una práctica cada vez más común, por lo que no se puede confiar en el honor de un fabricante conocido.

“Un smartphone sorprendentemente barato puede resultar más caro cuando el fabricante instala malware que muestra publicidad, que comparte información sensible con terceros y que interfiere con el funcionamiento deseado del dispositivo", comentó Santiago Pontiroli, analista de seguridad para Kaspersky Lab.

Por lo anterior, el directivo recomendó para minimizar el riesgo de comprar un dispositivo infectado o, al menos, identificar un dispositivo que mostrará anuncios en todas las aplicaciones y que recopilará información personal sin permiso lo, siguiente:

  • evitar smartphones que son más baratos que otros modelos, pues es posible que su fabricante esté recurriendo a prácticas dudosas para recuperar el dinero que no está cobrando en el precio
  • comprobar el estado de verificación del dispositivo Android para asegurar que se trata de un firmware que ha sido aprobado por; sin embargo esta no garantiza que no haya malware preinstalado, pero los dispositivos verificados tienen menos posibilidades de estar infectados
  • Instalar una solución antivirus