No es suficiente otorgar un testamento cuando uno fallece

El proceso de dar tranquilidad a los seres queridos no culmina con la realización de un testamento, sino que la ecuación debe completarse con la efectiva administración de los bienes
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)
México (Notimex) -

Hoy en día no es suficiente otorgar un testamento cuando uno fallece, sino que será de suma importancia hacer uso de ciertas herramientas de ahorro para proteger la inversión y asegurar los bienes que se dejen.

La compañía dedicada a la planeación financiera, Old Mutual, señala que debido a la preocupación de muchos jóvenes y adultos por la incertidumbre financiera para su retiro, éstos han adoptado la cultura saludable de salvaguardar su dinero en fondos de ahorro, fideicomisos o seguros.

Precisa que la gran diferencia entre un testamento y un fideicomiso radica en que el primero sólo otorga certeza sobre el uso y destino que tendrán los bienes de una persona cuando muere, mientras que el segundo puede ser utilizado para distribuirlos en cualquier momento: antes o después de la muerte, o bien, en algún momento en específico.

LEE: ¿POR QUÉ TE CONVIENE TRAMITAR TU TESTAMENTO?

De acuerdo con el experto financiero de Old Mutual, Martín Rosa, el proceso de dar tranquilidad a los seres queridos no culmina con la realización de un testamento, sino que la ecuación debe completarse con la efectiva administración de los bienes para lograr su máximo beneficio.

“Es importante considerar que independientemente de la herramienta de ahorro o de inversión seleccionada, se debe informar a los beneficiarios sobre la existencia de éstos, ya que muchas veces por desconocimiento los recursos invertidos se pueden mantener congelados por periodos mayores a los previstos”, aclaró el especialista.

Para que el fiduciario (persona que se encargará de administrar el patrimonio) pueda entregar los bienes a o los fideicomisarios (personas beneficiadas), basta con acudir directamente a la aseguradora o entidad financiera donde se realizó el contrato, y presentar la documentación requerida para tener derecho a repartir la herencia de la persona fallecida.

“A quienes ya han adquirido la cultura de proteger su futuro, es importante recordarles que existen planes de ahorro e inversión con fideicomisos ajustados a cada necesidad, y que la mejor garantía para asegurar su patrimonio y el de sus seres queridos es mantener de forma ordenada y actualizada los documentos importantes”, apuntó Martín Rosa.