Bajar las tasas de interés, ¿para ayudar a las Pymes?

Pese a que los valores agregados de los financiamientos son importantes, al final, elegirán en la generalidad a quien les dé un menor costo
 El clima organizacional deberá estar constantemente en modernización para reducir el precio de las operaciones.  (Foto: iStock)

Las micro, pequeñas y medianas empresas son quienes más necesitan de créditos para poder desarrollarse, sin embargo, constantemente se encuentran con obstáculos para lograrlo, ya sea porque no tienen el historial crediticio o la capacidad física o económica para acceder a los grandes bancos.

Ahí es dónde entran las microfinancieras, instituciones que con el objetivo de lograr mayor inclusión, otorgan préstamos a este sector, con bajos requisitos.

Sus tasas de interés suelen rondar entre el 40% y 80% anual, que sirven en gran medida para absorber los costos de operación de los organismos, tener garantía de retorno y ser atractivos para los inversionistas que los fondean.

LEE: PYMES AFECTADAS POR FALTA DE PLANEACIÓN

De acuerdo con el académico Pablo Cotler Avalos, estas son de las más altas de América Latina y la causa puede estar ligada a que en el mercado interno hay productores poco innovadores, con baja demanda y enfrentan mucha competencia, por lo que no están interesados en el mercado de crédito.

Por lo que consideró que para elevar la participación de las microempresas en el mercado financiero es necesario que las tasas se reduzcan, pues estás solo están "comiéndose las ganancias" y perdieron el sentido "social" que tenían en un inicio.

¿Cómo se bajan?

El académico explicó que dado que estos costos están relacionados con el funcionamiento de las microfinancieras, en primera instancia el clima organizacional deberá estar constantemente en modernización para reducir el precio de las operaciones.

Coincidió con él el presidente de Crediclub, Juan Francisco Fernández, quién aseveró que en el caso particular de su compañía, lograron disminuir este factor mediante:

  • La innovación con y sin nuevas tecnologías
  • Digitalización de operaciones, sistemas de operación y control, incluyendo la estrategia de marketing
  • Fortalecimiento de los análisis para la reducción de fraudes

Todo ello acompañado a cambios en la normatividad vigente que propiciaron Reglas claras en el mercado y protección de acreedores; así como garantías de estabilidad económica.

Por último, el ejecutivo reiteró que pese a que los valores agregados de los financiamientos son importantes para el consumidor, al final, elegirán en la generalidad a quien les dé un menor costo.