Facebook y gobiernos vs contenido terrorista

El llamado de “Christchurch” busca unir esfuerzos para destruir el contenido nocivo en Internet
.
 .  (Foto: Getty)

El ataque terrorista de Chistchurch, Nueva Zelanda provocó nuevamente el surgimiento de propuestas para sancionar la retransmisión y el alojamiento de contenido violento en la red, tanto por parte de los gobiernos como de las redes sociales.

LEE: FACEBOOK E INSTAGRAM VS. PUBLICACIONES ANTIVACUNAS

El presidente fracés (Emmanuel Macron) y la primera ministra neozelandesa (Jacinda Ardern) declararon que impondrán nuevas medidas para detener el contenido violento y terrorista en el ciberespacio. El 15 de mayo pasado, se reunieron en París los líderes de Reino Unido, Senegal, Canadá, Australia, Noruega, Irlanda, Indonesia, Jordania y la Comisión Europea para tratar medidas contra el ciberterrorismo y firmar un texto de tres páginas conocido ahora como el “llamado de Christchurch”.

Dentro de las medidas, esta alentar a los medios de comunicación a que no faciliten la distribución de los mensajes de odio, colaborar con las empresas en la eliminación de contenido y ampliar el número de material censurable.

Dicho pronunciamiento está vinculado con las nuevas medidas que estará imponiendo Facebook para bloquear temporalmente a los usuarios que rompan sus reglas de transmisión en vivo (Facebook Live). Revisará el número de contenidos sujetos a censura para conseguir una mayor restricción. Sin embargo, por ahora no se ha anunciado qué material será limitado.

Desde el 15 de mayo de 2019, cualquier individuo que viole las políticas de Facebook Live será suspendido de la plataforma durante 30 días. De esta manera se inician las acciones que estará imponiendo la red social, las cuales se extienden también a otras áreas, toda vez que también quien infrinja las políticas de uso, se verá restringido porque no podrá crear anuncios de ninguna clase. Todo esto forma parte combate a la distribución de contenido violento.