¿Suicidio por aclamación popular?

Una adolescente se quita la vida después de realizar una encuesta en Instagram
.
 .  (Foto: iStock)


Una joven de 16 años malaya se quitó la vida tras preguntar a sus seguidores en Instagram si debía morir o no. En una encuesta publicada en la red social, el 69 % de los votantes se inclinó por el sí.

 LEE:  INSTAGRAM PREVIENE MAL USO DE INFORMACIÓN

La policía de Malasia, que quiso mantener el anonimato de la menor, sostuvo que la encuesta contenía el siguiente mensaje: “Realmente importante, ayúdeme a elegir D (death) / L (life)”.

Los abogados del caso comenzaron a sugerir que aquellos que votaron por el sí pudieran ser culpables por incitar al suicidio, abriendo el debate sobre qué hubiese acontecido si no la hubieran animado a cometer ese acto.

El ministro de juventud y deportes malayo declaró estar preocupado por la salud mental de los jóvenes, planteando la necesidad de prestar atención a este tipo de situaciones.

Recientemente, Instagram reconoció que deben regularse las publicaciones sobre autolesiones, después del suicidio de Molly Russell, una adolescente inglesa de 14 años sucedido en 2017. En ese caso, los padres afirmaron que ella consumía con frecuencia contenido de autolesiones, y que ello abonó en las acciones emprendidas por su hija. Tras ello, la aplicación inició el bloqueo de este tipo de contenido.

Después de estos hechos, surge de nueva cuenta la interrogante sobre cómo afectan las redes sociales la conducta, en especial de los adolescentes.

Instagram ya anunció que estudia quitar los “Me gusta” de la vista pública, para aliviar la presión que actualmente sufren algunas cuentas y que influyen en el contenido que se “sube”.