Francia anuncia rebajas fiscales para empresas

El país europeo anunció la reducción del impuesto de sociedades del 33 al 25% de aquí a 2022
 El primer ministro francés Edouard Philippe  (Foto: PARÍS AFP)

El primer ministro francés Edouard Philippe anunció este martes una serie de medidas fiscales, incluida una reducción del impuesto de sociedades, y reafirmó su voluntad de reducir los gastos públicos, en su discurso de política general ante la Asamblea Nacional.

Para estimular la economía, "las empresas deben recuperar las ganas de instalarse y desarrollarse en nuestro suelo antes que en otras partes", declaró Philippe al anunciar unas medidas fiscales muy esperadas por el mundo de los negocios, como la reducción del impuesto de sociedades del 33 al 25% de aquí a 2022.

El primer ministro de 46 años, procedente de la derecha moderada, se comprometió además a reducir el gasto público en su país "en tres puntos del PIB" en cinco años y a llevar el déficit por debajo del 3% a partir de 2017, en un momento en que los socios europeos, sobre todo Alemania, observan con especial atención a Francia.

En 2016, el gasto público representó 56.4% del PIB en Francia. Los impuestos y cotizaciones sociales alcanzaron, por su parte, 44.4% del PIB.

"Hay una adicción francesa al gasto público. Como cualquier adicción, no soluciona nada del problema que debería aliviar. Y como cualquier adicción, necesitará voluntad y valentía para desintoxicarse", declaró Philippe, que también anunció un plan de inversión de 50,000 millones de euros en ámbitos como la transición ecológica, la salud y los transportes.

Por otra parte, el primer ministro convirtió otras promesas de campaña en objetivos oficiales, como la convergencia del precio entre el combustible diésel y la gasolina, la construcción de 15,000 plazas de cárcel y la renovación del sistema de pensiones y de la protección social.

En el ámbito de la salud, dijo que el precio de las cajetillas de tabaco aumentará "progresivamente" hasta los 10 euros, frente a los casi 7 euros actuales, para luchar contra su consumo, y que las vacunas serán obligatorias para los niños.