Declaraciones complementarias y las facultades de comprobación del SAT

Conoce las limitantes que existen en la presentación de declaraciones complementarias
 .  (Foto: Getty)

Una de las formas de contribuir al gasto público es a través del entero de los impuestos, el cual se realizada con la presentación de las declaraciones.

Para tales efectos se debe considerar que existen los siguientes dos tipos de declaraciones:

  • normal. Se presenta por primera vez en el periodo de que se trate.  
    Sin embargo como los contribuyentes no son ajenos a alguna equivocación en el llenado de las declaraciones, ya sea por errores que contienen los cálculos de la determinación del impuesto o la forma de presentación, el CFF contempla que estas son definitivas y solo se pueden modificar por el propio contribuyente.

  • complementaria. Esta se presenta para corregir una omisión o equivocación en las declaraciones normales. 
    El artículo 32 del CFF permite a los contribuyentes la presentación de las declaraciones complementarias para subsanar los errores cometidos por los contribuyentes, pero establece dos limitantes: la primera es no más de tres declaraciones, y la segunda que no se hubiese iniciado el ejercicio de las facultades de comprobación por parte de la autoridad hacendaria.

LEE: PAGO A PLAZOS EN FACULTADES DE COMPROBACIÓN

Complementaria en facultades de comprobación

No obstante, el contribuyente puede modificar en más de tres ocasiones las declaraciones correspondientes, aun cuando se hubiesen iniciado las facultades de comprobación, cuando:

  • solo incremente sus ingresos o el valor de sus actos o actividades
  • únicamente se disminuya sus deducciones o pérdidas o reduzca las cantidades acreditables, o
  • la presentación de la declaración que modifica a la original se prevea como obligación por disposición de ley

Es importante mencionar que las declaraciones complementarias no limitan las facultades de comprobación y que  la modificación realizada sustituirá a la anterior, por ello deben contener todos los datos que requiera la declaración aun cuando se cambie alguno de ellos.

Otro punto a considerar es que si en la declaración complementaria se determina un pago adicional, se computará los recargos sobre la diferencia, a partir de la fecha en que se debió hacer el entero.

Como puede observarse la autoridad hacendaria pone candados en la presentación de las declaraciones complementarias y más aun cuando se trata de un periodo sujeto a las facultades de comprobación, toda vez que solo deja modificar en perjuicio de los contribuyentes.