Reforma fiscal aún es posible en esta administración

El IMCP sugirió reducir la tasa del ISR corporativo en México
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

La administración actual aún tiene tiempo para modificar en este año electoral el marco fiscal y hacerlo competitivo, tras la reforma tributaria aprobada en Estados Unidos, consideró el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

El presidente del organismo, José Besil Bardawil, sostuvo que en materia económica tiene que predominar el aspecto técnico más que el político, por lo cual hay que introducir cambios fiscales, entre ellos, bajar la tasa del ISR corporativa.

“En los meses que se tienen del gobierno actual y de los legisladores, tenemos tiempo suficiente para actuar y dejar como último acto de gobierno algo que genera un beneficio para nuestro país”, argumentó respecto a la necesidad de responder a la reforma fiscal en Estados Unidos que entró en vigor este año.

Besil Bardawil apuntó que entre los cambios al marco fiscal que propone el IMCP en respuesta a la reforma fiscal estadunidense, está la de reducir la tasa del ISR corporativo de 30% a 25%, y compensarla con generalizar la tasa del IVA, entre otras medidas.

“Considero en lo personal que tenemos tiempo, este año hay que trabajarlo, son tiempos difíciles, tiempos en los que el movimiento político se da en su máxima expresión en nuestro país al cambiar de presidente”, añadió.

El líder de los contadores públicos de México estimó que la administración actual puede avanzar en el análisis de algunos cambios en materia fiscal, de aquí a principios de julio, cuando ya se conocerá al candidato electo, y después puede iniciar contactos con el equipo de transición.

Opinó que para que el esquema fiscal mexicano siga siendo competitivo a pesar de la reforma fiscal de Estados Unidos, las autoridades salientes deben aprovechar el tiempo que les resta en el cargo y preparar modificaciones en la parte impositiva para ponerlas a disposición del nuevo gobierno.

Al respecto, el vicepresidente Fiscal del IMCP, Mario Morales López, coincidió en que en los meses que aún tienen el gobierno actual y los legisladores, hay tiempo suficiente para actuar y dejar como último acto de gobierno algo que genera un beneficio para el país.

Entre los cambios que el IMCP propone se encuentra la eliminación de la no deducibilidad de las partidas de previsión social y restablecer la deducción inmediata de inversiones en activos nuevos a todos los contribuyentes, sin incluir inversiones en bienes inmuebles.

Además, en vista de la reducción de la tasa de ISR corporativa en Estados Unidos al 21%, la tasa del ISR corporativa en México del 30%, debiera reducirse a un 25%, considerando la posibilidad de aplicar una tasa menor en el caso de que las utilidades sean reinvertidas por un determinado número de año.

Planteó que el posible impacto de estas reducciones podría verse aliviado por la generalización del IVA, así como una mejor fiscalización de los estados y municipios, y una reducción en la discrecionalidad y aumento en las auditorías a los gastos e inversiones, tanto de la Federación como de los gobiernos locales.

“Estos cambios en nuestro sistema tributario deben introducirse bajo la premisa de no generar déficit fiscal alguno, adicionalmente podrían ser llevados a cabo de manera gradual conforme las finanzas públicas lo fueran permitiendo”, subrayó Morales López.