¿Comprar o vender facturas es un delito?

La Prodecon explicó que la facturación de operaciones inexistentes tiene como objetivo la omisión del pago de impuestos
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

Facturar operaciones simuladas es un delito de defraudación fiscal, que se sanciona de tres meses a nueve años de prisión, advirtió la Procuraduría para la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

¿TE OFRECIERON FACTURAS PARA PAGAR MENOS IMPUESTOS?

Explico que “es un delito comprar y vender facturas para aparentar más gastos y pagar menos impuestos (…) y un `Efo´ son personas o empresas que venden facturas de compras de productos o servicios que nunca se realizaron; es decir, que no existieron y, por lo mismo, no se pueden comprobar, por lo cual se les llama `empresas fantasmas´”, cuando el SAT revise el pago del gravamen y sospeche la compra de facturas, solicitará que demuestre la adquisición efectiva de un producto o servicio, precisó el Ombudsman fiscal.

Por otro lado, el contribuyente que compró las facturas se convierte en un “Edo”.

Señaló que las personas o “empresas fantasmas” que venden facturas para simular operaciones inexistentes tendrán responsabilidad por la comisión de ese delito y deberán comprobar que contaban con los productos que supuestamente se vendieron o tenía los medios para prestar los servicios descritos en la factura.

“El SAT tiene detectados a los `Efos´ y por ello hace públicos sus nombres y también sabe quiénes compraron facturas; es decir, a los `Edos´, los cuales si no se corrigen para pagar sus impuestos, como en realidad les corresponde, cometerían un delito”.

Sin embargo, cuando una persona hubiera sabido que su vendedor era un “Efo” y le compró realmente un producto o servicio, puede acudir a la Prodecon a recibir asesoría para resolver su problema.