Temores al PEF 2019

Entre los encuestados, 32% también ve como un fuerte riesgo para México la desaceleración de la economía de EU
 .  (Foto: Notimex)

El mercado teme que el Paquete Económico para el 2019 traiga “sorpresas negativas”, como un retroceso a la reforma energética, consigna una encuesta levantada por Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML), entre administradores de fondos.

Este proyecto ya contará con las observaciones y participación del equipo económico de Andrés Manuel López Obrador, según ha expresado el futuro subsecretario de Egresos, Gerardo Esquivel, y sería la presentación en público de su proyecto económico.

De acuerdo con los resultados de la encuesta mensual que aplica BofA-ML entre gestores de fondos que administran portafolios de unos 742,000 millones de dólares en el mundo, 23% de los consultados teme que la iniciativa de la Ley de Ingresos y el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 contengan otro tipo de sorpresas negativas no precisadas.

Según los resultados, 32% de los encuestados también ve como un fuerte riesgo para México la desaceleración de la economía de Estados Unidos, y otro 23% teme que la reforma energética se eche para atrás de alguna manera.

No obstante a estos riesgos, la encuesta recoge que un tercio de los 244 de los encuestados mantiene en la mira las acciones mexicanas, con 23% de sus portafolios dirigidos al mercado de México, una proporción que ha ido en aumento desde 13% que tenía esta preferencia en la encuesta de agosto.

Latinoamérica baja atractivo

En el vistazo por regiones, el mercado latinoamericano se mantiene atractivo para los próximos seis meses, pero sufrió una baja en el apetito por sus emisiones entre agosto y septiembre.

Al preguntarles cuál región emergente tendrá un mejor desempeño en los próximos meses, 49% estima que los mercados de América Latina. Una proporción que contrasta con 60% que tenía esta percepción en agosto.

Los mercados emergentes de Asia atrajeron a 28% de las respuestas sobre su mejor desempeño en el próximo semestre, y en contraste con los latinoamericanos, traen una importante recuperación desde julio, cuando sólo 12% los veía como una apuesta positiva.

Este mes, subió a 25% la proporción de inversionistas que planean bajar su exposición a las emisiones latinoamericanas, que contrasta con 17% que reconocía el mes pasado que podría deshacer posiciones de la región.

Entre los principales riesgos para la región ubican en primer término las elecciones que enfrentará Brasil, el riesgo que siga fortaleciéndose el dólar de Estados Unidos y el contagio de una aversión mayor al riesgo emergente.

En el apartado global, 24% de los inversionistas consultados anticipa una desaceleración del ímpetu que traía la economía del planeta.

Una proporción que evidencia un aumento del riesgo estimado por ellos desde 7% que tenía esta percepción en agosto. Además, en la lectura de los resultados, los estrategas de BofA destacan que se trata del peor panorama recogido por la encuesta desde diciembre del 2011.

Este deterioro en las expectativas para el desempeño mundial tiene que ver con la percepción de que seguirá escalando la guerra comercial, generando el mayor riesgo de cola identificado por 43% de los administradores mundiales de fondos.

El segundo mayor riesgo, con 18% de las respuestas, es la desaceleración de China y el tercero, el endurecimiento de las condiciones monetarias de economías avanzadas, con 15% de las respuestas.

Por cierto, la semana entrante, el 25 de septiembre, se realizará la Séptima Reunión Monetaria del Comité Federal del Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos. Y el mercado está anticipando subida de tasas.

Con información de El Economista