¿ZEE vs asistencialismo?

Tan solo en Tabasco tiene el potencial para atraer inversiones por hasta 1,460 millones de dólares (mdd) y generar cerca de 21,500 empleos directos
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) buscan romper la lógica asistencialista con que se ha visto a los estados del sur-sureste de México, al impulsar sus sectores productivos para que sean cada vez más competitivos, abatiendo la pobreza y generando riqueza en y para la región, informó el titular de la Unidad de Planeación Estratégica de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE), Carlos Alberto Zafra Jarquín.

El funcionario federal detalló que con esta política pública se busca diversificar las actividades productivas de la región y reducir la dependencia de la industria petrolera, cuyo éxito necesita un compromiso al más alto nivel de los tres órdenes de gobierno, y la activa participación de los sectores privado y social.

LEE: TRES INICIATIVAS QUE DEBES SEGUIR

Agregó que el programa pretende que las pequeñas empresas puedan integrarse a las cadenas de producción y participar en los mercados globales, aprovechando las oportunidades que generan las ZEE, brindándoles transferencia de conocimiento, actualización tecnológica y procesos de mejora de habilidades, estándares y capacidades.

Lo anterior, explicó, toma en consideración acciones en materia de ordenamiento territorial, infraestructura de transporte, capacitación y certificaciones para personas y empresas, desarrollo de incubadoras de empresas, medidas de sustentabilidad y protección del medio ambiente, y fortalecimiento de la seguridad pública.

Durante la entrega de constancias de participación en el autodiagnóstico del Programa de Proveedores de la Zona Económica Especial de Tabasco a integrantes y directivos de pequeñas y medianas empresas de los municipios de Paraíso, Comalcalco, Villahermosa y Cárdenas, indicó que tan solo ese estado tiene el potencial para atraer inversiones por hasta 1,460 millones de dólares (mdd) y generar cerca de 21,500 empleos directos en los sectores agroindustrial, plástico, y maquinaria y equipo, sin considerar las sinergias con otros proyectos previstos por la siguiente administración federal, como la Refinería de Dos Bocas o el Tren Maya.