Sin inspectores del SAT e IMSS en gestión de AMLO

“En los primeros seis meses no va a haber fiscalización para nadie (…) vamos a confiar en el ciudadano”, sostuvo el presidente electo
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador afirmó que durante su gobierno ya no habrá inspectores federales del SAT, del IMSS, de la Secretaría de Salud, de la Profeco, con el propósito de evitar los actos de corrupción.

“Ya no va a haber inspectores en vía pública; el que tiene una tienda, un negocio, lo único que va a ser, es manifestarlo, bajo protesta de decirle verdad: tengo todo en regla, toda mi documentación. Si es un restaurante, que los alimentos que se procesan (con salubridad), tengo la sanidad correspondiente, firma un documento. En los primeros seis meses no va a haber fiscalización para nadie, el inspector sanitario, todos los inspectores del ISSSTE, del Seguro, se suspenden, vamos a confiar en el ciudadano.

“Y luego, cada seis meses, va a haber un sorteo para ver quien sale, y el que salga, a ese si se le va a hacer una inspección. Si se encuentra que no mintió, hasta se le va a publicar su honradez, (pero) si se encuentra que mintió, puede ser hasta clausura por un tiempo del establecimiento o de manera definitiva; así vamos a resolver este asunto. ¿Qué se gana? Que ya no va a haber la extorción”, aseveró.

Por otra parte, indicó que el plan de la zona libre en la frontera norte, que incluye la disminución de la tasa del IVA al 8% y del ISR al 20%, tendrá un tratamiento especial para evitar la defraudación fiscal.

En un mitin en la plaza principal de Torreón, Coahuila, López Obrador dijo que para cuidar este programa –que también incluye la homologación del precio de la gasolina y la energía eléctrica con Estados Unidos, así como el aumento al doble del salario mínimo- se harán reformas legales para evitar la doble tributación de empresas.

Añadió que también habrá reformas para considerar delito grave la expedición de facturas falsas, por lo que –en general- la defraudación fiscal será un delito grave sin derecho a la libertad provisional. 

“Ustedes me van a ayudar. Los que no quieren este programa y siempre se han beneficiado, que no les cuadra que se apoye al norte, dicen: ya nos vamos a ir todos para allá.  Es decir, quieren o sugieren que van a hacer frade para facturar menos impuestos. Nada más les digo: ¡Ándele pues! Porque también va a ser delito grave la defraudación fiscal ¡van a ir para adentro! Hay mucha falsificación de facturas, mucha traza. No va a haber corrupción arriba, tampoco abajo”, aseveró.

Con información de El Economista