Ley de Confianza Ciudadana busca reducir inspecciones

Los contribuyentes que proporcionen información falsa al Padrón serán sancionados, perderán su inscripción, beneficios y serán objeto de revisiones de manera continua
 Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República  (Foto: Cuarto Oscuro)

La Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, promovida por el senador Ricardo Monreal, tiene como objetivo reducir las inspecciones gubernamentales hacia empresas y personas físicas por medio de la creación de un padrón de inscripción voluntario gestionado por un nuevo organismo que estará a cargo de la Secretaría de Economía.

De acuerdo con la exposición de motivos del legislador, el eje principal de la nueva administración es eliminar la corrupción en México, y para ello es necesario reconstruir la confianza de la ciudadanía en las instituciones de la Administración Pública.

LEE: SIN INSPECTORES DEL SAT E IMSS EN GESTIÓN DE AMLO

En ese sentido, aclaró que el nuevo gobierno –que entrará en funciones el 1 de diciembre- instaurará un nuevo esquema de cobro de impuestos basado en tenerle confianza al ciudadano, “en lugar de tratarlo como a un delincuente. Es decir, pasar de la fiscalización al principio de la buena fe”.

¿Cómo funcionará la ley de Confianza?

El primer paso –además de la aprobación de la iniciativa y promulgación en el DOF- será la creación de un órgano que aprobará las acciones y programas sectoriales, de acuerdo con el ámbito de competencia de cada secretaría, para la implementación de beneficios y facilidades administrativas.

Una vez creado, se promoverá la inscripción voluntaria de los contribuyentes, a fin de poder acceder a los beneficios de la ley; cabe señalar que en el texto de la iniciativa aclara que la adscripción no tendrá ningún costo y que ese acto será tomado de “buena fe” lo que dará a entender al Estado que se está al corriente con las obligaciones fiscales y regulatorias.

Adiós a las inspecciones

En el documento se precisa que con el Padrón se busca pasar a un esquema de revisión por insaculación, por lo que se brindarán estímulos para estar dentro de la ley, y se desincentivarán los motivos para continuar con esquemas ilícitos.

“Al momento en que el ciudadano o ciudadana se inscribe voluntariamente en el Padrón, se presume de buena fe que está al corriente y que opera en el marco de la ley, lo cual reducirá las inspecciones, algunas veces excesivas o innecesarias, que pudieran continuar fomentando la cultura de la corrupción”, detalla el documento.

No todo es confianza, también habrá sanciones

Los contribuyentes que proporcionen información falsa  al Padrón serán sancionados, perderán su inscripción, beneficios y serán objeto de revisiones de manera continua hasta que se revalide su incorporación, precisan los artículos 13 y 14 de la iniciativa.