Futuros retos para la contaduría

El IMCP es altamente reconocido por su labor de continua capacitación, ahora además apuesta por la certificación de los despachos contables.
 .  (Foto: IDC online)

México hoy se encuentra en un entorno político y social expectante derivado del cambio de gobierno, por el nombramiento del nuevo presidente que asume el cargo, el Lic. Enrique Peña Nieto, miembro del Partido Revolucionario Institucional, y la actual crisis económica y financiera global; factores que nos permiten cuestionarnos la función del contador público organizado en el ámbito fiscal y económico del país.

Por ello, IDC Asesor Jurídico y Fiscal, a efecto de conocer la postura de una de las instituciones más reconocidas en nuestro país, y ante el reto que implica ese escenario para la nueva presidencia del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), entrevistó al C.P.C. Carlos Cárdenas Guzmán. A continuación sus comentarios.

¿Qué retos o planes a corto y mediano plazo tiene para el IMCP?

Se centran en los siguientes puntos prioritarios:

  • el:
  • trabajo en equipo, una estricta atmósfera de respeto y de armonía. Al agrupar a 20 mil profesionistas destacados y altamente capacitados en diversas áreas de la contaduría, resulta fundamental coordinar las diferencias de opinión, pues el Instituto se distingue por aceptarlas y dirigirlas adecuadamente en pro del gremio y del país al ser líderes de opinión en temas tributarios
  • control de calidad de las firmas de contadores públicos. Se busca elevar los estándares de calidad, mas no solamente desde el punto del profesionista, sino del ente que prestará los servicios en conjunto.
    Lo anterior para dar certeza de que se cumplen con los parámetros de aptitud, capacidad, normas mínimas de calidad, metodologías de trabajo, procesos adecuados, además de que todos los involucrados en la firma han aprobado los exámenes que avalan sus conocimientos.
    El proceso para materializar la certificación consistirá en:
  • realizar una base de datos de las firmas existentes
  • solicitar una declaratoria a la corporación de que cumple con los parámetros para obtener ese grado
  • efectuar una auditoría que el Instituto practicará al correspondiente despacho de contadores
  • dictamen fiscal. Es una figura surgida hace varios años, pero ante la situación económica, política y social a nivel mundial y el efecto provocado por la globalización, se vislumbra su evolución, es decir, el rediseño de su estructura para adecuarla a la realidad y hacerla más competitiva a fin de que las partes involucradas (fisco, contribuyentes y contadores) estén satisfechos con esa herramienta con el objeto de aprovechar al máximo los beneficios que brinda
  • fortalecimiento de:
  • la influencia, el respeto y reconocimiento a la contaduría pública como líderes de opinión en las áreas respectivas, acorde a lo que el gremio representa para el país. Existen muchas áreas de oportunidad wpara ejercer la contaduría pública, por ejemplo a nivel de los gobiernos locales que cada vez toman mayor relevancia en el ámbito nacional, particularmente con las reformas a la Ley de Contabilidad Gubernamental, en consecuencia, es vital reforzar en ese ámbito el liderazgo del IMCP
  • la presencia e influencia de la profesión en organismos internacionales. México ha participado en corporaciones internacionales que agrupan a la contaduría pública. Verbigracia, la Federación Internacional de Contadores (IFAC), creada en 1977 con la misión de desarrollar y promover una profesión contable con estándares armonizados, capaces de impulsar servicios de alta calidad consecuentes con el interés público, agrupando a los institutos de contadores a nivel mundial como máximo organismo.

El IMCP ya tiene presencia en la IFAC, sin embargo, existen áreas de oportunidad y es necesario robustecer su influencia al ser México un líder de opinión en América Latina

  • la membrecía del IMCP, para agrupar cada vez más a profesionistas capacitados con altos niveles y calidad en el servicio en el ámbito gubernamental, empresarial y académico
  • la:
  • certificación por disciplinas. Al igual que en otras disciplinas como la medicina, la tendencia es elevar los estándares de calidad en la contaduría pública de manera especializada, o sea, por áreas, verbigracia: en impuestos, seguridad social, precios de transferencia, entre otras.
    El IMCP está dando gran importancia al tema de la capacitación para lograr mejorar la calidad del servicio en los diversos planos de la profesión y brindar confianza a los usuarios, a través de la emisión de los certificados y la ratificación de que el profesionista es un experto en determinada materia avalando sus conocimientos. La certificación es una prioridad para el Instituto
  • normatividad internacional. Al adoptar México las normas de información financiera internacional y los procedimientos de auditoría, la labor del IMCP se dirigirá a darles difusión, pues las empresas que cotizan en Bolsa están obligadas a partir de 2012 a presentar su información conforme a esos lineamientos, y paulatinamente se prevé que las demás compañías se incorporen a ese esquema
  • educación a distancia. Para lograr la certificación en lo individual o como despacho es forzosa la capacitación, para ello los 60 Colegios que agrupa el Instituto cuentan con varios programas y cursos en diversas disciplinas de la contaduría pública que sirven para que los profesionistas continúen su preparación, y emplea la tecnología a efecto de hacer más accesible el conocimiento, esto es, aprovechar los medios electrónicos para obtener una sistema de educación continua a distancia

El Decreto de beneficios fiscales y medidas de simplificación administrativa, publicado en el DOF el 30 de marzo de 2012, prevé la opción de no presentar el dictamen fiscal si en el ejercicio inmediato anterior el   contribuyente obtuvo ingresos de hasta de $40’000,000.00. Ante esa facilidad, ¿cuál ha sido su efecto en el gremio y en relación con los dictaminadores?

Esa facilidad se otorgó en su momento como una reacción por parte del Ejecutivo Federal ante algunas publicaciones internacionales, entre ellas, una del Banco Mundial, en la cual se evidenciaba que cumplir con las obligaciones fiscales en México era oneroso y complejo para los contribuyentes, situación incómoda a nivel internacional para nuestra nación; así surge esa disposición sin provenir de una sugerencia de la propia autoridad hacendaria.

Para el fisco federal representó un reto ese beneficio por las implicaciones que pudieran generarse para los contribuyentes, por lo que en acato al Decreto de mérito dispuso que efectivamente se pudiera optar por no presentar el dictamen fiscal, sí se exhibía una serie de información.

Esa documentación e informes que se deben presentar al SAT para acceder a la facilidad resulta complicada de entender y manejar para los causantes, pues es parecida a la de un dictamen y su análisis requiere de un experto en la materia.

En la práctica se ha observado que del 100% de los obligados a dictaminar sus estados financieros que pudieran optar por no exhibirlo, más del 90% prefiere hacerlo, porque les conviene fiscalmente hablando, luego entonces, en la realidad esa facilidad es letra muerta.

Derivado de las modificaciones a la legislación laboral en materia de outsourcing, ¿cuál es el futuro de esa figura, y la postura del gremio que representa al ser una figura muy utilizada?

En este tema, es menester distinguir al outsourcing bueno del malo, es decir, en esencia es útil para contratar determinado servicio de forma temporal, siempre y cuando se emplee de manera adecuada sin necesidad de satanizarlo, más bien habría que apoyarlo y fomentarlo, al ser una fuente de empleo.

No obstante, el abuso de esa figura por defraudadores al realizar simulaciones no debe prevalecer. El IMCP rechaza las prácticas indebidas en torno a esa herramienta y está en desacuerdo  con ese tipo de planeaciones cuyo fin es defraudar al fisco y disminuir los derechos laborales.

La postura del Instituto, así como la de los 60 Colegios que agrupa ha sido desde hace muchos años, y, es, la de demandar que esos esquemas de defraudación abierta no prevalezcan y sean combatidos en pro de nuestra sociedad.

¿Qué puntos considera relevantes e imposibles de olvidar en la reforma fiscal para el próximo año?

A pesar de que en cada ejercicio existe una reforma fiscal con la cual se pretende aumentar la recaudación, la realidad es que en México no se ha tenido un esquema a corto o mediano plazo eficiente que eleve los ingresos del Estado, pues los cambios se hacen de prisa sin estudiarse a fondo, pareciera que solo se trata de salvar los ingresos y el presupuesto de egresos del siguiente ejercicio. Ejemplo de ello es que la recaudación en nuestro país oscila en un 10% del producto interno bruto (PIB), cuando lo necesario sería de un 16% ó 18%.

La media de recaudación de los países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es del 25%, y el de América Latina es del 15%, o sea, bajo ese contexto, nuestra nación está muy por debajo de ese promedio, a pesar de que algunas veces se filtra en los medios de comunicación la información de que ha subido, pues únicamente se aprecia que si la economía crece, también la recaudación, pero la forma correcta de medir su nivel es como porcentaje del PIB, de lo contrario no es un dato fidedigno. A México le urge y necesita una reforma fiscal.

El IMCP cuenta con una propuesta de reformas que está basada en los siguientes ejes fundamentales:

  • combatir la informalidad. Aproximadamente el 60% de la economía es informal, situación sumamente grave, ya que mientras eso continúe no habrá sistema fiscal que garantice una adecuada recaudación, y lamentablemente es un fenómeno en crecimiento, incluso fomentado por ciertos sectores, porque un informal efectúa ciertas erogaciones, mas esos recursos jamás ingresan a las arcas del fisco
  • sustentar la recaudación en el consumo o gasto, esto es, en los impuestos indirectos (IVA, IESPS, impuestos ecológicos como en Europa), y no en los directos que gravan la utilidad como el ISR o la propiedad como los locales, en razón de que las naciones con las cuales nuestro país compite basan su esquema fiscal de esa manera, por eso se sugiere ese sistema tributario
  • derogar el IETU. Ese gravamen es un verdadero obstáculo para los contribuyentes, por las siguientes razones:
  • no ha recaudado lo esperado. Se estimaba que fueran tres puntos porcentuales del PIB y en realidad ni la quinta parte de lo deseado se ha logrado, por eso ha sido un absoluto fracaso
  • representa una carga administrativa mayor para los causantes, pues ahora calculan dos impuestos: el ISR con base en lo devengado, y el IETU por flujo de efectivo con diferentes reglas
  • impone cargas confiscatorias a algunos contribuyentes
  • para que el IETU sea acreditable en el extranjero debe ser un ISR, y la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que se trataba de un gravamen diverso complementario, por ende, imposible de acreditar en el resto del mundo
  • eliminar la dependencia de los Estados a los recursos de la Federación. Las entidades federativas han de realizar un esfuerzo recaudatorio sin estar esperanzadas a lo que el Gobierno Federal pueda proporcionarles, toda vez que actualmente recaudan solamente el 10% de los ingresos percibidos. Existen estudios con los cuales se demuestra que con aplicar y administrar correctamente el impuesto predial y otros existentes, podrían superar sus dificultades incrementando la recaudación a un 13% aproximadamente, sin necesidad de crear nuevos gravámenes
  • desaparecer los regímenes fiscales privilegiados que no tengan una justificación social o económica. Se requiere revisarlos para identificar cuáles no se adecuan a la realidad existente en el país, sin incluir a la consolidación fiscal, ya que esa figura no es un estímulo
  • simplificar el sistema fiscal. Dotar de permanencia a las disposiciones fiscales; si bien es cierto que la política tributaria de una nación es un instrumento económico y como tal es dinámico, una cosa es que las reglas cambien debido a ese dinamismo, y otra porque no hay idea a dónde se quiere ir (un día se permite deducir determinado concepto y después no, o a medias). Se necesita un esquema claro del rumbo a seguir 
  • mejorar la seguridad jurídica. Evitar la elaboración de leyes de manera rápida sin un análisis de fondo, a efecto de no generar lagunas y falta de regulación
  • dotar de independencia al SAT. Para que pueda ejercer su función, la de administrar correctamente los impuestos
    Si se llevan a cabo esos cambios, se podrá elevar la recaudación del 10% a un 16% ó 18% del PIB.

El Acuerdo del Intercambio Automático de Información Financiera con Estados Unidos (FATCA), ¿cómo impacta en el ámbito tributario en México?

Es un instrumento más de combate a la evasión, por lo tanto, es favorecedor para el país, no debe preocupar a los contribuyentes cumplidos, solo a los evasores, pues va dirigido a inhibir prácticas indebidas, quien paga correctamente sus impuestos no tiene de qué preocuparse.

¿Cómo ve usted la responsabilidad para los contadores de conformidad con la  denominada “Ley Antilavado de Dinero” si prestan servicios profesionales e independientes (sin que se trate de una relación laboral) si se prepara a un cliente o se llevan a cabo en nombre y representación de éste las siguientes actividades: compraventa de bienes inmuebles o la cesión de derechos sobre éstos; administren y manejen recursos, valores o cualquier otro activo; manejen cuentas bancarias, de ahorro o de valores; organicen aportaciones de capital o cualquier otro tipo de recursos para la constitución, operación y administración de sociedades mercantiles o participen en la constitución, escisión, fusión, operación y administración de personas morales o vehículos corporativos (incluido el fideicomiso y la compra o venta de entidades mercantiles)?

Ese ordenamiento resulta benéfico, al erigirse como una de las estrategias que tiene a la mano el gobierno para frenar la inclusión del dinero proveniente del narcotráfico, o de cualquier otra actividad ilícita en las consideradas legales; así, el IMCP está a favor de que existan ese tipo de controles.

No obstante, se ha de ser cauteloso en cuanto al tema de imputar a los contadores públicos, o a cualquier otro profesionista responsabilidades más allá de las que humanamente puedan cumplir al momento de asesorar sobre determinado asunto; no puede ser tan hostil ni incriminatorio.

Es menester afinar bien las legislaciones en coordinación con la denominada “Ley Antilavado de Dinero” para que las responsabilidades imputadas a la contaduría pública sean de las que el profesionista dedicado a ella pueda manejar, y no se le atribuyan acciones o entidades fuera de su alcance; conviene recordar un principio general del derecho “nadie está obligado a lo imposible”, por ende, es ilegal atribuir deberes imposibles de cumplir, además, en caso de implicar más horas de trabajo del profesionista, alguien ha de cubrir sus honorarios.

 En síntesis, es un mecanismo para controlar ese tipo de conductas, y sin duda quien tenga conocimiento de la proveniencia de recursos de actividades ilícitas lo debe reportar o asumir su responsabilidad en la medida de lo posible.

¿Cuál es el papel de su gremio en cuanto a la Ley de Contabilidad Gubernamental, cree que se tienen suficientes profesionales en esa materia para supervisar la aplicación de ese ordenamiento?

El IMCP es promotor, desarrollador e impulsor de este tema, al incitar la certificación en materia de contabilidad gubernamental.

Es un tópico relevante al ser un medio para combatir los malos manejos de los recursos públicos. Actualmente no existe una metodología ni procesos a seguir en conjunto para registrar los ingresos y egresos de las entidades federativas, tornando incierto su manejo, sin embargo, al contar con reglas claras, todo será auditable y más transparente.

Existe por parte de la contaduría púbica el número de profesionistas experimentados en esto, incluso el Instituto ha otorgado varias certificaciones a contadores que están interesados e involucros en esa área.

La contabilidad gubernamental llegó para quedarse, el IMCP seguirá apoyando ese proceso muy de cerca en su fase de implementación y posteriormente en la de su mantenimiento.

Comentario final

El IMCP es una institución prestigiada y reconocida a nivel nacional e internacional con presencia en varios ámbitos, mas su grandeza depende de la suma de las partes, esto es, de cada uno de los 60 Colegios que agrupan distinguidos profesionistas para brindar capacitación continua y avalar los conocimientos de los contadores.

Su presidente busca una mejora incesante para apuntalar al Instituto como un líder de opinión a nivel de los gobiernos locales y en América Latina, al haber detectado áreas de oportunidad en esos sectores, a través de la ejecución de una serie de acciones y planes de trabajo ambiciosos y propositivos, en pro de nuestra nación, así como dignificar aún más a la profesión contable asumiendo los desafíos que actualmente acontecen.