Piden evaluar aumento al gravamen del refresco

Diversas confederaciones y cámaras de la industria argumentaron que un nuevo impuesto afectaría a los más pobres
Impuesto a las bebidas energéticas
 Impuesto a las bebidas energéticas  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Las industrias del azúcar y del refresco expresaron su rechazo a la intención de gravar con nuevos impuestos a este tipo de bebidas a partir del próximo año, por que consideran que elevaría la carga fiscal del sector en cerca de 40%, y afectaría a más de tres millones y medio de empleos.

Diversas confederaciones y cámaras de la industria señalaron que con el nuevo impuesto, que se proyecta sería del 20%, resultarían afectados los sectores de menores ingresos, lejos de combatir la problemática de obesidad en el país.

A su vez, el director general de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos, Emilio Herrera Arce, explicó la postura de la industria con relación al sobrepeso y la obesidad, padecimientos cuya causa es atribuida al alto consumo de refrescos.

Dijo que se trata de un problema multifactorial, consecuencia de un estilo de vida en el que se presenta un desequilibrio energético entre la ingesta y el gasto de energía.

Por lo tanto, comentó, este es un problema que requiere de esfuerzos coordinados y se debe promover el cambio de comportamiento en los estilos de vida; explicó que los refrescos aportan entre 5 y 6% de la ingesta calórica promedio del mexicano.

Añadió que en el país existen un millón 500,000 puntos de venta con 900,000 pequeños comerciantes, cuyas ventas de refrescos oscilan entre el 25 y el 30% del total. El valor de esas transacciones suma 350,000 millones de pesos, es decir, 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

Así, cuando se habla de disminuir el consumo de un producto tiene que verse a quién va a impactar, puntualizó.

Asimismo el presidente de la asociación, Fernando Ponce, argumento que un nuevo impuesto afectaría a las inversiones en el sector y con ello a la cadena en términos de generación de nuevos y mejores empleos.

De igual forma, la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar, la Confederación Nacional Campesina y la Unión Nacional de Cañeros argumentaron que dada la difícil situación del sector agroindustrial azucarero, ante una caída de 40% en el precio, así como el relevante papel del pequeño comerciante como generador del autoempleo, es urgente una evaluación de nuevos gravámenes.

Por su parte, el Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana y la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y alcoholera, así como la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, hicieron también un llamado a evaluar los "efectos recesivos" de la pretensión de un impuesto adicional al refresco.