Buscan evitar impuesto a refrescos

El pequeño comercio advierte que el gravamen provocaría caída en ventas
 Impuesto a las bebidas energéticas  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Pequeños comerciantes del país realizaron una contrapropuesta a la Secretaría de Hacienda para gravar con dos pesos por kilogramo de endulzantes a cualquier industria que los utilice, en lugar del peso por litro que se plantea en la reforma hacendaria para los refrescos.

El presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), Cuauhtémoc Rivera, argumentó que con su planteamiento se recaudarían 13,000 millones de pesos anuales, es decir, 500 millones de pesos más de los previstos por el gobierno federal.

De aprobarse la propuesta del Ejecutivo federal sobre las bebidas gaseosas, la caída en ventas pondría al borde de la quiebra a la mayoría de los 750,000 puntos de venta que operan en el país, ya que los refrescos representan 30% de las ventas directas e impulsa 70% de las indirectas.

En su opinión, el impuesto a los refrescos no es la solución para combatir la obesidad en México, y por el contario, "condena a más de cinco millones de mexicanos al desempleo, porque las tienditas son la última frontera entre el comercio legal e ilegal".

"No vamos a construir un consumo responsable por la vía fiscal. Por esa vía sólo se castiga, no se educa", argumentó el directivo, quien pidió a los legisladores analizar toda la cadena productiva que está atrás de un producto.

Como parte de la reforma hacendaria, el Ejecutivo propone la creación de un impuesto especial a las bebidas azucaradas de un peso por litro, con lo que se busca combatir la obesidad, particularmente entre los menores de edad.