Va el SAT contra empresas trasnacionales

La dependencia busca frenar la omisión o reducción de pagos de impuestos en los traslados de utilidades
Más fiscalización a empresas trasnacionales que envíen utilidades al exterior
 Más fiscalización a empresas trasnacionales que envíen utilidades al exterior  (Foto: Redacción)

El titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sánchez, aseguró que las reformas al Código Fiscal de la Federación (CFF) incluyen los escenarios de operaciones internacionales, a fin de detectar a los pagadores de impuestos que realizan transacciones fuera de México.

En un comunicado, el funcionario aseguró que la publicación de la lista de contribuyentes morosos no es una situación que pase únicamente en el país, ya que existen 22 naciones que ya modificaron sus reglas y que están dando a conocer este tipo de información.

Velar por el cumplimiento de las obligaciones fiscales no es un propósito solamente del Estado mexicano, sino se ha convertido en un reto para los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señaló.

Asimismo, detalló que esa institución ha identificado un fenómeno internacional consistente en la disminución de la base gravable que sirve para calcular los impuestos a pagar, esto ocurre debido a que las utilidades de algunas empresas se trasladan a otros países, es decir a jurisdicciones distintas a aquellas en las que se generaron, con el propósito de pagar menos ISR o de no pagarlo

Como se recordará, el pasado 12 de febrero de 2013 la OCDE publicó el reporte Erosión de la base fiscal y transferencia de utilidades, el cual indica que este fenómeno genera un grave riesgo para los ingresos tributarios, la soberanía fiscal y la actividad tributaria.

En México, hay empresas trasnacionales que comercializan y producen muchos de los productos que encontramos en las tiendas departamentales. Estas compañías obtienen las utilidades en nuestro país pero pagan sus impuestos en otras jurisdicciones, pues aquí deberían pagar el 30% por la utilidad, pero con el traslado de esta a otras naciones sólo pagan el 14%.