SAT dice que conviene incorporarse a la formalidad

Casi 29 millones de personas podrán acceder a servicios de seguridad, vivienda y pensión si se registran en el RIF
Aristóteles Núñez, jefe del SAT (Foto: Notimex)
 Aristóteles Núñez, jefe del SAT (Foto: Notimex)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Ser formal conviene, pues quien abandone la informalidad podrá obtener beneficios como seguridad social, vivienda o pensión, a través de la estrategia Crezcamos Juntos, aseguró el Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez Sánchez.

El funcionario explicó que esta nueva iniciativa armoniza los esfuerzos de diversas instituciones del gobierno para que sea más atractivo migrar a la formalidad. Según cifras oficiales, en la actualidad unos 28.6 millones de mexicanos realizan actividades informales, es decir, no cuenta con ningún tipo de prestación, pero tampoco pagan impuestos.

“Por eso la estrategia se llama Crezcamos Juntos, porque primero tenemos que convencer, persuadir, motivar a que ser formal conviene y que la llave hoy para poder ser formal es esta estrategia”, subrayó Núñez.

Los siete grandes beneficios que se promueven con Crezcamos Juntos son: el acceso a servicios médicos y sociales del IMSS; pensión para el retiro; crédito para vivienda; descuentos en pago de impuestos; apoyos económicos a pequeños empresarios; créditos para negocios y empleados, y programas de capacitación en el trabajo.

El titular del SAT argumentó que quienes están en la economía informal venden en un tianguis, están en el ambulantaje o tienen un taller mecánico, una peluquería, una carnicería, un local en un mercado, una papelería o la tienda de la esquina, y no están regulados.

“Aquí hay una realidad que tenemos que reconocer, son muchos los mexicanos, son muchas las familias que están dependiendo de ellos”, indicó.

Así, durante 10 años habrá descuentos en las cuotas de seguridad social para aquellos negocios que se inscriban al IMSS y a sus trabajadores, y en los dos primeros años de su ingreso, sólo pagarán la mitad de estas cuotas.

También tendrán la posibilidad de constituir su pensión para el retiro, igual a la que tienen hoy los afiliados al IMSS, así como tener la cobertura de riesgos trabajo, y de cesantía y vejez.

Indicó que quienes pasen a la formalidad podrán empezar a cotizar en el Infonavit, también con un descuento en los dos primeros años de 50% en las cuotas, y una vez que hayan cotizado cuatro bimestres podrán obtener un crédito hipotecario de este instituto.

Adicionalmente, dijo, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) les ofrecerá créditos para poder adquirir, reconstruir o refinanciar una vivienda a tasas preferenciales y bajas.

La estrategia prevé descuentos de 100% en el pago de los impuestos sobre la Renta (ISR), al Valor Agregado (IVA) y, en su caso, en el Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en el primer año de registro, de 90% en el segundo y así sucesivamente, hasta llegar a 10 años. Es hasta el año número 11 cuando se pagarán los gravámenes como todos los demás contribuyentes.

“Se les tiene que ofrecer una gradualidad en carga tributaria porque de no haberlo hecho así hubiera generado una inhibición para quien hoy sí quiere cumplir”, expresó el Jefe del SAT.

Asimismo, a través del Instituto Nacional del Emprendedor, diversas instituciones otorgarán apoyos económicos a fondo perdido a pequeños empresarios desde 4,000 pesos, para comprar capital de trabajo, mercancía para vender o gastos de operación, sin necesidad de reembolso.

Señaló que los negocios que se incorporen a la formalidad podrán recibir créditos de la banca comercial, a tasas preferenciales, de entre 5,000 y 300,000 pesos, con garantía de Nacional Financiera. Además sus trabajadores contarán con créditos al consumo a través del Infonacot.

Además, los trabajadores que decidan incrementar su especialización y productividad, con esta nueva estrategia podrán acceder a los programas de capacitación en el trabajo que ofrece la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Mencionó que además de los beneficios de esta estrategia para sumarse a la formalidad, el Ejecutivo Federal firmó un decreto para facilitar la incorporación al RIF, el cual se publicará en los próximos días.

Ese decreto establecerá que para los contribuyentes que realicen ventas al público en general con ingresos que no superan 100,000 pesos en un año -que son la mayoría-, no pagarán ni ISR, IVA ni IESPS durante los primeros 10 años de su actividad económica.

También se hará mucho más sencillo el cálculo de impuestos, pues bastará que quienes decidan formalizarse informen al SAT la actividad económica a la que se dedican y el importe de sus ingresos al bimestre.

“Esto significa que muchos contribuyentes si quieren cumplir, si se quiere formalizar, pero que les falta tener esquemas muy sencillos en su cálculo de impuestos”, comentó el Jefe del organismo fiscalizador.