Usan efectivo para evitar fiscalización

Los expertos coincidieron en que con estas medidas la economía se vuelve menos eficiente
 Nueva versión del SAT para informar de préstamos en efectivo que superen los $600,000.00  (Foto: Redacción)

Por Carmen Luna

El incremento en las medidas de fiscalización derivadas de la reforma hacendaria dispararon el uso del dinero en efectivo entre los mexicanos, por lo que el Banco de México (Banxico) tuvo que proveer de más capital para cubrir la demanda.

“La demanda por dinero ha incrementado mucho, la gente quiere más efectivo y no hace sentido si vemos las transacciones en la economía. Hay varias hipótesis y puede ser una combinación de estas, que ha incrementado mucho la economía informal (incluida la economía subterránea o la delincuencia organizada) que solo maneja efectivo y ante la mayor fiscalización del gobierno para tratar de evitarlo se usa más efectivo”, precisó el analista Jonathan Heath.

Tan solo en los primeros nueve meses de 2014 el incremento de la base monetaria -dinero en poder del público- creció 12% con lo que al cierre de septiembre la cantidad de billetes y monedas en circulación se ubicó en un máximo histórico de 789,201 millones de pesos.

En la reforma a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que entró en vigor este año se endurecieron las medidas de discrepancia fiscal, es decir, el procedimiento para que la autoridad fiscal pueda comprobar el origen de los ingresos de las personas físicas cuando realicen gastos en un año mayores a sus ingresos.

Con ello el Servicio de Administración Tributaria (SAT) puede evaluar los movimientos de una tarjeta de crédito para verificar los ingresos, por lo que los usuarios optan por realizar menores transacciones bancarias.

 “Los incrementos (en la oferta de dinero) son una decisión de Banxico y están focalizados a tratar de dar más efectivo para fomentar la actividad productiva, y quien más usa el efectivo es la economía informal”, dijo el director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz.

Asimismo, consideró que el aumento en la cantidad de dinero en la economía es una medida artificial para generar crecimiento económico que si no es respaldado no será sostenible y terminará por traducirse en un incremento de los precios.

“Estas decisiones de Banxico inhiben a que los agentes económicos busquen la intermediación bancaria para sus operaciones (…) deben ser medidas temporales”, dijo De la Cruz.