Se adelanta discusión de liberalización de gasolina

Cuando hay precios regulados de combustible se generan distorsiones y venta ilegal
 Para ahorrar gasolina y dinero el conductor debe mantener una velocidad de 50 a 80 kilómetros por hora  (Foto: Redacción)

Por Carmen Luna

La propuesta para adelantar la liberalización del precio de la gasolina en 2016 busca promover un uso más eficiente del combustible por parte de los consumidores en el mediano y largo plazo, dijo Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda.

“En todo el mundo, uno de los elementos (…) que más fluctúa es el precio de los combustibles y es importante porque ayuda a que se comporte con eficiencia la industria y el consumidor. Cuando son caros tenemos que reducir nuestro consumo y cuando son baratos ayuda a tomar decisiones de consumo”, dijo en entrevista.

En un mercado con precios libres, el consumo de la gasolina tiende a eficientarse cuando los precios son altos, mientras que cuando estos bajan, los consumidores pueden tomar otras decisiones de consumo, explicó el funcionario.

La iniciativa del Gobierno deberá ser discutida por el Congreso de la Unión en los siguientes meses.

“Es algo a lo que tenemos que llegar al 2018. Lo que se propone es una ruta de transición y creemos que va a ser benéfico porque nos da más tiempo para que consumidores, productores y comercializadores nos adaptemos a que haya un poco más de volatilidad en los precios”.

De enero a julio pasados, el fisco recaudó 27,482 millones de pesos (mdp) por el IEPS a la gasolina, comparados a los subsidios que ascendieron a 19,506 mdp en el mismo periodo de 2014. El aumento en el precio de los energéticos fue de 2.58% anual en agosto, frente a 7.83% del mismo lapso del año pasado, según cifras de Hacienda y el INEGI.

Si en estos momentos se liberalizara el precio del combustible el valor sería menor que el actual. No obstante, con un alza del petróleo, la cantidad a pagar podría subir, según analistas del sector. Se espera que en lo que resta de esta década, el energético cotice en alrededor de 55 dólares por barril, muy lejos de los 102 que vio en 2014.

“Con la reforma energética se está abriendo el sector a la inversión, comercialización y sobre todo a la competencia, y creemos que la competencia va a beneficiar a los consumidores mexicanos en el mediano y largo plazo”, explicó Madrazo. “Para que se pueda dar la competencia tiene que haber precios de mercado (sin control gubernamental) y también es importante que los haya para evitar distorsiones y subsidios ineficientes”.

Madrazo comentó que la liberalización no generará un mayor mercado negro de combustible, ya que cuando hay precios regulados que son distintos a los de mercado es cuando se generan distorsiones y venta ilegal.

“Es cierto que dada la dinámica que hemos visto y dada la estacionalidad del combustible, es muy probable que al momento en que se llegue a una flotación haya una reducción en los precios”.

Riesgos para la economía

Sobre los riesgos para el crecimiento de la economía para 2016, cuya estimación de Hacienda está en un rango de 2.6 a 3.6%, Madrazo comentó que las principales amenazas son externas. Destacó la caída en el precio del petróleo, el de la posible alza de la tasa de interés de la Reserva Federal y las distorsiones en el crecimiento global, en especial China, el segundo motor económico del mundo.

Los recortes

Como parte del recorte de 221,000 mdp al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2016 se contempla el despido de 15,825 empleados del sector público, principalmente de mandos medios tanto de puestos fijos como de plazas eventuales.

No obstante, el funcionario descartó que esto afecte los niveles de empleo total debido a la rotación de los empleados.

“Si lo ves comparado contra los niveles de empleo es relativamente bajo, la reducción es mucho menor a la rotación que hay en el sector público, lo más importante es el cambio en la dinámica de los últimos 15 años”.

Respecto a la disminución de 21% real en el gasto de inversión, algo que han subrayado especialistas en finanzas públicas frente a la baja de 3.6% en gasto corriente, señaló que lo asignado a este rubro, es decir, los 712,358 mdp, están en línea con los niveles máximos del inicio de la administración.

Con información de CNNExpansión.