Europa indaga a McDonalds por evasión fiscal

La empresa es la quinta compañía investigada sobre el trato fiscal por la Comisión Europea después del caso LuxLeaks
 (Foto: Cuarto Oscuro)  (Foto: Redacción)

Bélgica (Notimex) — La Comisión Europea (CE) anunció el inicio de una investigación sobre el trato fiscal concedido a la filial europea de McDonald’s por el Gobierno de Luxemburgo, ante la sospecha de violación a las reglas de libre competencia.

El gobierno de Bruselas quiere aclarar dos resoluciones fiscales de 2009, pues le permiten a McDonald’s Europe Franchising eludir el pago de impuestos, pese haber registrado beneficios superiores a los 250 millones de euros (266 millones de dólares) sólo en 2013 en su filial europea.

Las resoluciones utilizadas fueron apoyadas en la directiva europea de doble imposición- creada para evitar que las multinacionales paguen en dos países por un mismo beneficio- no obstante, la CE sostiene que las autoridades de luxemburgo tenían conocimiento de que los beneficios realizados por McDonald’s en Europa “no estaban siendo sometidos a imposición en Estados Unidos”.

“Una resolución fiscal que acepte que McDonald's no pague ningún impuesto ni en Luxemburgo ni en Estados Unidos por los cánones que genera en Europa debe examinarse cuidadosamente con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la Unión Europea (UE)”, señaló la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La investigación apunta a un posible abuso de los llamados tax rulings -son decisiones fiscales anticipadas, aplicadas como un mecanismo legal que permite a multinacionales reducir la imposición a sus ingresos mediante acuerdos con la administración fiscal de un país- que otorgaron las autoridades de Luxemburgo en 2009.

En el caso de McDonald's, la asociación británica 'War on Want', que recibió el apoyo de tres sindicatos estadounidenses y europeos, presentó una demanda ante la Comisión Europea, afirmando que el grupo estadounidense habría montado una estrategia de planificación fiscal que le habría permitido disminuir su exposición tributaria en Europa de 1,000 millones de euros entre 2009 y 2013.

La Comisión busca evaluar si las autoridades de Luxemburgo "derogaron de manera selectiva" la legislación fiscal del Gran Ducado, que desembocó en un "un trato fiscal favorable" contrario a la legislación europea que le permite a la compañía "no pagar casi ningún impuesto a las ganancias, ni en Luxemburgo ni en Estados Unidos".

Por su parte, el gobierno luxemburgués señaló que cooperaría con la Comisión en la investigación; sin embargo, esta sostuvo que "no se garantizó ningún trato especial o acordó ninguna ventaja selectiva a McDonald's".

Asimismo, un portavoz del consorcio internacional indicó que cooperaría con la indagación y aseguró que esta se resolverá de manera favorable (…) pues la entidad respeta todas las legislaciones en Europa y paga sus impuestos correspondientes.

Finalmente, si la Comisión concluye que la empresa se benefició ilegalmente de ventajas fiscales, le podría exigir que regularice su situación impositiva.