La CETU unifica, pero en su contra

Antes de nacer, ya rompió récord como el impuesto más criticado por 56 representantes de los sectores empresarial, académico y social

La Contribución Empresarial de Tasa Única (CETU) unió a todos, pero en su contra. Antes de nacer, ya rompió récord como el impuesto más criticado por 56 representantes de los sectores empresarial, académico y de organizaciones sociales que acudieron ante la Comisión de Hacienda de la Cámara baja para discutir su viabilidad.

El impuesto generó el mayor número de propuestas alternas, en el sentido de reducir su tasa y se permitan deducciones, según el documento Resumen de propuestas sobre la reforma hacendaria, en poder de EL UNIVERSAL.

La comisión legislativa ha recibido a 40 representantes del sector empresarial, 10 del ámbito académico, dos organismos obreros y cuatro organizaciones sociales. La CETU fue impugnada por 41 organizaciones; mientras que el Impuesto Contra la Informalidad (ICI) se analizó por 15 organizaciones y el federalismo hacendario fue considerado por cinco organismos.

En este marco, American Chamber, la Asociación Nacional de Abogados de Empresas, la Cámara Nacional de Aceites, Grasas, Jabones y Detergentes, el Consejo Coordinador Empresarial Mexiquense y la Asociación Mexicana de Parques Industriales demandaron ajustar la CETU a 12%.

Sobresale la propuesta de la Cámara Nacional del Pequeño Comercio para que el ICI sea gravable a partir de 100 mil pesos y no de los 20 mil mensuales propuestos. La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales pide que la CETU sea deducible para IMSS e Infonavit.

La Cámara Nacional de Comercio de Canadá pide la deducción de gastos ligados al salario. La Asociación Nacional de Universidades Privadas solicita que las instituciones donatarias autorizadas queden exentas de la ley de la CETU y que se les exija un dictamen de estados financieros en lugar de la forma simplificada y limitar a 5% del ingreso gravable el monto de donativos que las personas morales puedan destinar a las donatarias autorizadas.

El Colegio Nacional de Economistas dijo que los IEPS a la gasolina, diesel, cerveza y tabacos deben ser federales, administrados por los estados y participable a 100%, como sucede con la tenencia. La Confederación Nacional de Cámaras de Comercio propuso que el ISR sea de tasa única de 15 a 19%. Las Entidades Reguladas de Ahorro y Crédito Popular piden que se deduzca el monto de las reservas preventivas globales. La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores y la Cámara Nacional de la Industria Cervecera demandan el acreditamiento de la CETU en el extranjero.

Los representantes del Tec de Monterrey se pronunciaron por exentar los ingresos que reciben las instituciones no lucrativas, autorizadas para recibir donativos y sustituir el dictamen fiscal simplificado por la presentación de uno de estados financieros.

La Universidad Anáhuac solicitó no dar a la nómina académica de las universidades privadas el mismo tratamiento que a las actividades mercantiles, y mantener la deducibilidad de las donaciones privadas en forma regulada y rigurosamente auditada.

Fuente: El Universal