La reforma fiscal tendrá largo alcance

Su aprobación desmiente críticas de que la clase política carece de visión de largo plazo, afirma
Notimex -

Por primera vez en muchas décadas México tiene una reforma fiscal que no surge como recurso de emergencia para sortear una crisis y remediar sus efectos inmediatos, sino como una propuesta de largo alcance, destacó el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.   Durante el III Informe de Actividades del gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, explicó que esta reforma parte de bases sanas y sólidas, con una economía estable para crecer más aceleradamente y con justicia, y no para sortear una crisis económica.   El haber aprobado una reforma "prospectiva", hace que ésta sea diferente y promisoria porque "estamos anticipando el futuro con amplitud de miras, no reaccionando de súbito ante una crisis", agregó en representación del presidente Felipe Calderón.   Además, la reforma recién aprobada por el Congreso de la Unión desmiente de forma rotunda las críticas de que la clase política de México carece de visión de largo plazo, sostuvo el encargado de las finanzas públicas del país.

Carstens aseguró que esta reforma fiscal, que fue perfeccionada por el Congreso, se ha hecho sin perder de vista el objetivo final: Combatir con eficacia y en el menor plazo posible situaciones de inequidad que "son inaceptables".   Mencionó que con los recursos que arrojará esta reforma, de forma permanente y creciente se podrá dar respuesta a rezagos y carencias que lastiman a millones de mexicanos, ya que hoy sólo uno de cada cinco tiene ingresos suficientes para alimentarse satisfactoriamente.   Además hay estados donde la mortalidad infantil es tres veces más alta que el promedio nacional; cerca de 10 millones de mexicanos carecen de agua potable; y sólo 23% de los mexicanos que trabajan cuenta con estudios superiores a la secundaria.   Asimismo, en las zonas de mayor marginación, la esperanza de vida es 12 años menor que en las grandes ciudades del país, y para dar respuesta a estas carencias intolerables es que se ha hecho la reforma hacendaria, insistió el secretario de Hacienda.

Explicó que en respuesta al llamado del presidente Calderón a favor de los que menos tiene, los recursos adicionales que empezará a generar esta reforma se destinarán de inmediato en su mayoría a la construcción de la infraestructura básica y social indispensable para el bienestar, y a infraestructura para la competitividad y el desarrollo.

Por otra parte comentó que el federalismo es uno de los méritos de la reforma fiscal aprobada, ya que todas las entidades federativas gozarán de incrementos sustantivos en los fondos federales de cuando menos 10% por encima de la inflación a partir del próximo año.   En el caso de Chihuahua, informó, la reforma hacendaria significará un incremento en las trasferencias que recibe de mil 700 millones de pesos en 2008, y ante el éxito de la entidad en recaudación y fiscalización, es posible pronosticar mayores aumentos en los siguientes años.   Refirió que con el IETU, la reforma fiscal estableció un nuevo paradigma en materia de contribuciones, ya que por primera vez en el México moderno contará con un mecanismo tributario con formidables incentivos para la inversión productiva.   Comentó que en el marco de este nuevo impuesto, la inversión es 100 por ciento deducible de inmediato, y este sólo hecho fomenta el empleo y la productividad, además de que el Congreso tuvo el tino de perfeccionar el gravamen, limando cualquier arista que pudiera impactar negativamente al empleo.

Fuente: Notimex