Bloque empresarial contra la CETU

Los empresarios del país reiteraron al Ejecutivo y Legislativo su exigencia de reducir la CETU, de 19% a 12%
 .  (Foto: IDC online)

La insistencia de bajar los niveles de las tasas impositivas para las empresas y la inversión no se trata de un ?capricho? ni de un intento por obtener ?privilegios?, sino de lograr competitividad tributaria, contenido vital para el crecimiento de la economía mexicana, advierte el sector privado del país.

Inmersos en las negociaciones con legisladores y el Ejecutivo para sacar la reforma fiscal, y sobre todo reducir la polémica CETU (Contribución Empresarial a Tasa Única), de 19 a 12%, el sector productivo nacional establece que a la hora de invertir se evalúa el nivel de los impuestos y las facilidades para cumplir con las obligaciones tributarias.

Al hacer un análisis sobre el tema fiscal, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) sostiene que los impuestos, las facilidades tributarias, la consistencia del entorno macroeconómico y la competitividad general de la economía, determinan la capacidad del país para estimular la inversión productiva y el dinamismo de su actividad económica.

No a la CETU

La exigencia de menores impuestos no es una exigencia nueva. Hace unos días, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló que la propuesta de reforma fiscal del Ejecutivo tendrá que sufrir cambios, porque como está planteada la nueva Contribución Empresarial a Tasa Unica (CETU) sí perjudica la creación de empleos.
Y para dejarlo bien en claro, el presidente del CCE, Armando Paredes dijo que entre los cambios a la CETU que propone su agrupación está el de bajar la tasa de 19 a 12 por ciento.

Además, hacer deducibles las contribuciones sociales, otorgar un subsidio al salario equivalente a la tasa a efecto de no tener un impacto negativo en la generación de empleos, y establecer un régimen de transición para esta propuesta de nuevo impuesto.

Si se hacen estas modificaciones ?la CETU puede volar?, ya que es un impuesto que tiene sus bondades y ?si se le liman algunas asperezas, puede ser un impuesto que nos puede llevar en una dirección correcta hacia un impuesto de carácter general y de tasa única?, agregó el líder empresarial.

Fuente: El Economista