Incremento internacional de impuestos

La carga fiscal de los países de la OCDE regresa a los máximos históricos alcanzados en el año 2000
 .  (Foto: IDC online)

La carga fiscal en los países de la OCDE, medida en porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) ha regresado a los mismos noveles que se tenían en el año 2000, después de una leve reducción entre  2001 y 2004, de acuerdo con las cifras de la OCDE.

En 2006, la carga fiscal como porcentaje del PIB creció en 14 de los 26 países de los cuales se tienen cifras provisionales, y disminuyó en 11 (ver tabla A), y como se observa el incremento año tras año ha sido mínimo en los 30 países. La carga fiscal promedio en los 30 países alcanzó el 36.2% del PIB en 2005, que es el último año del cual se cuentan con las cifras completas, por arriba del 35.5% en 2004 y en el mismo nivel histórico registrado en 2000 del 36.2%.

Italia, Irlanda y Corea incrementaron su carga fiscal en más de 1% entre 2005 y 2006, mientras que Luxemburgo, Nueva Zelanda y la Republica Eslovaca experimentaron reducciones de más del 1%.

Las últimas cifras muestran un pequeño incremento en la proporción de ingresos recaudados provenientes de impuestos generales al consumo, los cuales califican como impuestos al valor agregado en casi todos los miembros de la OCDE excepto en Estados Unidos y algunas provincias canadienses. Estos impuestos promediaron el 6.9% del PIB en 2005, superior al 6.8% registrado en 2004 y del 6.7% del año 2000 (ver tabla B)

Sin embargo, durante los últimos 40 años, las cifras no muestran diferencias importantes entre los ingresos provenientes de impuestos directos e indirectos, toda vez que el incremento proveniente de impuestos al valor agregado ha sido compensado con una reducción a impuestos especiales al consumo (ver tabla C)