¿Sus impuestos en la pantalla grande?

El estímulo fiscal al cine nacional se otorga para fomentar su producción, ¿es ahí donde paran nuestras contribuciones?
.
 .  (Foto: IDC online)

Desde hace algunos años, el gobierno federal está apoyando la producción de cine nacional. El objetivo es noble, ya que considera al séptimo arte como parte importante de nuestra cultura.

Sin embargo, quienes somos contribuyentes cautivos, desconocemos en la mayoría de los casos, el destino de nuestras aportaciones.

Es el caso, que cada año, se publica un reporte de los recursos entregados a proyectos cinematográficos por concepto del estímulo fiscal, previsto en el artículo 226 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) y en las Reglas Generales para la Aplicación del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Cinematográfica Nacional. El beneficio consiste en un acreditamiento que disminuye el pago del ISR.

Basta un rápido vistazo al documento, para encontrar datos curiosos, por ejemplo:

  • películas de las que nadie ha escuchado mayor cosa, porque no han estado en cartelera todavía o porque pasaron sin pena ni gloria. Prueba de ello, son los más de 15 millones de pesos que se llevó "Salvando al Soldado Pérez"
  • filmes apoyados con montos similares. Así sucedió con "Regresa" (comedia romántica, protagonizada por Jaime Camil y que se estrenará este año) y "Arráncame la Vida" que amenazó con llegar a los premios Óscar. ¿Se esperará el mismo éxito para las dos?
  • proyectos que obtuvieron un apoyo mínimo, como los 8 mil pesos que obtuvo la producción "Morenita"

Existen otros apoyos al cine. De hecho, el Gobierno del DF publicó recientemente la Ley de Fomento al Cine Mexicano en el Distrito Federal. Esta nueva norma, prevé la posibilidad de que el Gobernador otorgue estímulos a los establecimientos mercantiles que tengan como giro el de sala de cine y que destinen más tiempo de pantalla a películas mexicanas. Habrá que ver qué tan efectiva es la medida.

Por lo pronto, la próxima vez que decida ir al cine, tome en cuenta que sus impuestos probablemente se han traducido en película (aunque ello no garantice que vaya a pasarse un buen rato).